Industria12.08.2016(0)
Muy endeudada y golpeada por la devaluación, Celulosa enfrenta una situación compleja
LPOLa compañía del hermano del gobernador de Salta tuvo que suspender una emisión de deuda, ante la falta de oferentes.

Celulosa Argentina, la histórica empresa de José Urtubey, directivo de la UIA y hermano del gobernador de Salta, ofrece una imagen precisa de las dificultades que atraviesa la industria argentina.

La compañía que tenía un fuerte endeudamiento en dólares, quedó muy desclazada por la devaluación y todavía no logra recuperarse. Semas atrás tuvo que suspender un intento de tomar deuda en el mercado internacional. Su situación financiera no generó confianza en los inversores y su plan de colocar deuda a siete años por 250 millones de dólares se topó con que la colocación quedó desierta.

La compañía de Urtubey quedó muy descalzada por la devaluación de Macri porque tenía un fuerte endeudamiento en dólares y no había tomado coberturas sobre el tipo de cambio.

La situación tuvo un antecedente en abril cuando apeló al mercado local para colocar deuda mediante Obligaciones Negociables (ON) Clase 6 y 7 a 18 y 24 meses respectivamente a tasa Badlar+6,8%. En ese entonces, con los datos del ejercicio hasta el 29 de febrero, los resultados acumulados mostraban un rojo de $222,6 millones. Y por eso, si bien consiguió ofertas para a duras penas cubrir los casi $150 millones de las ON Clase 6 que salió a buscar, para la emisión de deuda a mayor plazo no obtuvo ofertas y tuvo que declararla desierta.

La firma de Urtubey explica que el pincipal motivo de sus dificultades financieras fue la devaluación que instrumentó la administración de Macri. Como señala en sus estados consolidados la misma empresa, no poseía swaps ni coberturas sobre el tipo de cambio por sus deudas, que no son pocas. Los egresos financieros superaban en monto los costos administrativos de la empresa y explicaban más de la mitad del resultado antes de impuestos, esto es, una pérdida de 437 millones de pesos acumulada en los nueve meses comprendidos entre junio del 2015 y febrero de este año.

Un repunte que no alcanza

Entre marzo y mayo de este año, Celulosa mejoró su posición y tuvo ganancias por $150 millones, lo que le permitió un repunte de su cotización en bolsa, pero no fue suficiente para convencer a los inversores extranjeros.

Por el contrario, pese a estar manejando tasas de interés de dos cifras en dólares (muy por encima de 7% promedio logrado por otras empresas en el exterior), las ofertas que recibió no fueron suficientes para cubrir sus necesidades financieras. Según pudo saber LPO, de los 250 millones de dólares que esperaban tomar, se quedaron cortos por más de 100 millones y una vez más tuvieron que declarar la colocación desierta.

Una fuente bancaria explicó a LPO que el rechazo de los mercados a la empresa del hermano del Gobernador de Salta se debe al estado financiero de la empresa que viene tomando deuda para cancelar intereses de deuda y no para encarar nuevos proyectos de inversión. Puntualmente en el prospecto de colocación de todas ONs locales e internacionales se detalla que el destino de los títulos emitidos es “ la refinanciación de la deuda y financiación de capital de trabajo”.

Tanto es así que en abril, además de tomar deuda en el mercado local, renegoció con uno de sus acreedores extranjeros, el holandés Rabobank, la deuda que tenía y logró expandirla en otros 15 millones de dólares a cambio de un ajuste en el pago de dividendos a los accionistas.

El ministro de Industria, Francisco "Pancho" Cabrera en la UIA.


Desde Puente, uno de los bancos colocadores junto con el Citi y Credit Suisse, negaron que la colocación haya sido un fracaso, pese a que en una comunicación de Celulosa Argentina a la Comisión Nacional de Valores se puede leer que "De acuerdo con lo previsto en el Suplemento de Precio, y habiendo transcurrido el Período de la Oferta y la Fecha Final para Enviar Manifestaciones de Interés, se informa que la Compañía ha declarado desierta la colocación de las Obligaciones Negociables.”

Emilio Ilac, CEO de Puente, anticipó a LPO que “tenemos el mandato para salir al mercado internacional, pero la decisión de salir es de la empresa y puede tomarla este año o el próximo".

El CEO de  la colocadora Puente, Emilio Ilac, afirmó a LPO que "Celulosa está lejos de tener problemas financieros, la empresa a demostrado una sólida capacidad de pago".

“Ahora estamos en verano norteamericano y considerarán que no es el mejor momento”, justificó Ilac.

“Además, lejos de tener problemas financieros, la empresa ha mostrado que tiene sólida capacidad de pagos. Por ejemplo, la semana pasada salió en el mercado local con ONs y la colocación le salió súper bien”, agregó el CEO de Puente.

En efecto, respecto de la colocación de abril, Celulosa Argentina consiguió mejorar la tasa. De los 6,8 puntos que pactó en abril, en agosto logró sumarle solo 5,45% a la tasa Badlar por esta deuda también a 18 meses.

Además, a diferencia de la colocación de ONs Clase 6 en la que las ofertas recibidas a penas superaron el monto que salió a buscar, en esta nueva licitación de ONs Clase 9 salió a buscar $100 millones y, tras recibir ofertas por cerca de $220 millones, terminó ampliando la colocación a otros $150 millones.

Sin embargo, una vez más, el destino de los fondos anunciado por la empresa de Urtubey será “la refinanciación de pasivos y financiación de capital de trabajo.”

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.