justicia11.04.2018(2)
La Corte confirmó a los camaristas que pedía la Rosada
LPOAvaló lo actuado por Mahiques y Bruglia y los mantiene en su cargo, aunque el Senado tratará sus pliegos.

La Corte Suprema de Justicia firmó una tregua con Mauricio Macri y le concedió la acordada que pretendía el Gobierno para la continuidad de los camaristas Carlos Mahiques y Leopoldo Bruglia, adelantada en exclusiva por LPO.

Se trata de una consecuencia de la "Acordada Nº 4" firmada el mes pasado por la Corte, que dispuso la disolución del Tribunal Oral Federal 9, que había sido designado para enjuiciar a Cristina Kirchner por el presunto direccionamiento de la obra pública en favor del empresario Lázaro Báez y la denuncia por encubrimiento del atentado a la AMIA.

El gobierno había intentado constituir ese tribunal con magistrados del fuero ordinario que eran "federalizados" de hecho, sin contar con el acuerdo del Senado y el decreto presidencial correspondiente. La Corte desechó eso y puso en crisis otros traslados que hizo la Rosada sin los pasos establecidos en la Constitución, los de Mahiques a la Cámara de Casación Penal y de Bruglia a la Cámara Federal. También, aunque menor en importancia, el de Guillermo Jorge Yacobucci al Tribunal Oral Federal 7.

La bronca del Gobierno por la disolución del TOF 9 derivó en una exigencia de Macri a Ricardo Lorenzetti para que firme una acordada aclaratoria en la que garantice la continuidad de los tres magistrados y que avale todo lo actuado hasta aquí por ellos.

La Corte hizo los deberes y este miércoles firmó la "Acordada Nº 7", en la que ratifica la disolución del TOF 9 y la necesidad de que ante el traslado de un juez de un fuero a otro (como en todos los casos mencionados), su pliego deberá pasar por el Senado.

Fuentes de la Corte indicaron a LPO que los pliegos de los camaristas deberán ser tratados por el Senado, pero mientras tanto podrán seguir actuando en sus actuales tribunales, al mismo tiempo que se declara válido todo lo que actuaron hasta ahora.

Se trata de un alivio para el Gobierno porque tras la publicación de la Acordada Nº 4 hubo una lluvia de planteos en las causas en la que intervinieron los magistrados, y puso en riesgo varias causas por corrupción.

Además, mantiene a salvo la estrategia judicial del Gobierno de ocupar lugares claves de los tribunales mediante el simple traslado de jueces, aunque ahora deberá negociar con el peronismo del Senado, que tiene la llave para aprobar los pliegos.

El Gobierno y la Corte todavía mantienen puntos de fuerte tensión, empezando por el manejo de las escuchas que un sector del tribunal quiere devolverle al Ejecutivo, que al mismo tiempo ve con buenos ojos que vuelvan a la Procuración para que las maneje Inés Weinberg de Roca. 

Otro tema de cortocircuitos es la reforma del Consejo de la Magistratura. La Rosada quiere evitar que la Corte declare inconstitucional la ley de Cristina Kirchner que bajó de 20 a 13 el número de integrantes, ya que está cómodo con la mayoría que ha logrado. Un cambio brusco podría poner en crisis en esa mayoría.

En el medio, el oficialismo mantiene la amenaza con el juicio político de Elisa Carrió a Lorenzetti, que fue ampliado esta semana por la Coalición Cívica con un guiño implícito de la Rosada.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
La Corte, y en particular su presidente Lorenzetti, es parte fundamental de la degradación de la justicia y de la impunidad que viene sufriendo nuestro país desde hace años. Sin verdadera Justicia no habrá república ni país vivible para nuestros hijos. La presencia de lorenzetti es incompatible con la justicia que necesitamos.
1
En que quedó aquella indignación republicana cuando los diarios titulaban AVANCE K SOBRE LA JUSTICIA?