Santa Fe11.04.2018(0)
Lifschitz quiere una reforma constitucional parcial para acelerar los tiempos
LPO (Rosario)El gobernador reunió a las autoridades partidarias y pidió que aprueben el proyecto en mayo.

El gobernador Miguel Lifschitz reunió en Rosario a las autoridades máximas de los partidos políticos con representación legislativa donde les presentó el borrador de la reforma constitucional para que se trate con urgencia en las Cámaras.

En el oficialismo calculan como fecha límite para que la reforma se concrete este año que en la Legislatura se apruebe a mediados de mayo el mensaje, "si no fuera así, habrá que buscar el mecanismo para que se continúe en 2019" aclaró Lifschitz al término del cónclave.

Sin embargo, en la Casa Gris apuestan todas las fichas para que salga este año "es mejor en el 2018 porque no es un año electoral y no se mezclan los temas" justificó el apuro el gobernador.

Por ello, Lifschitz propuso una reforma parcial con temas bien puntuales que deberán abordar los constituyentes en caso de conseguir el quórum necesario para la modificación de la Carta Magna provincial.

Es que para darle celeridad, el gobierno quiere evitar que haya PASO y que cada partido realice internas cerradas. En el caso del peronismo, por ejemplo, esto requiere que el congreso partidario convoque a plenaria, se apruebe y por carta orgánica recién podrán llamar a internas a los 60 días, sin contar posibles impugnaciones.

Por eso, sobre el filo y tal como adelantó LPO, Lifschitz decidió no esperar el inicio de sesiones ordinarias en la Legislatura, que se realizará el 1° de mayo y concretó esta reunión con todos los partidos, demanda que venían insistiendo en el radicalismo y el PJ. En el gobierno confían en que la semana próxima se estará presentando el mensaje en el Congreso provincial.

En cuanto a la reelección del gobernador, uno de los puntos más álgidos de debate, Lifschitz fue precavido y si bien advirtió que en Santa Fe "tenemos la paradoja de que todos los cargos son de reelección indefinida y solamente el gobernador no puede ser reelegido nunca" consideró que en su caso, "deberá ser una decisión soberana de los constituyentes, que son los representantes del pueblo, de impulsar una cláusula transitoria".

"Nosotros planteamos que todos los cargos tengan la posibilidad de una reelección o sea, dos períodos de cuatro años igual para todos" proponen en el oficialismo, esto significa, poner límites a las reelecciones indefinidas de concejales, intendentes y legisladores.

Además, se establece la figura del ballotage para la categoría de gobernador y vice para que tengan "más legitimidad en elecciones muy disputada como en la que yo fui electo" afirmó Lifschitz recordando los escasos 1.400 votos que le dieron la victoria en 2015.

Los contenidos de la reforma

El mismo gobernador Miguel Lifschitz explicitó los puntos que pretende reformar en la conferencia que brindó al finalizar la reunión. En principio, destacó el "unánime consenso alrededor de la necesidad de la reforma de la Constitución" aunque advirtió que "obviamente hubo algunos matices que tiene que ver con los tiempos en los que hay que concentrar los esfuerzos".

Entre los planteos institucionales, se procura abordar las autonomías municipales, demanda que viene sosteniendo sobre todo Rosario, que los cargos de presidentes comunales se extiendan de dos años a cuatro y que la elección de diputados provinciales se realice por sistema D'Hont, abandonando la mayoría automática que rige actualmente.

Además, incorporar la paridad de género, institucionalizar el Consejo de la Magistratura e incorporar nuevas formas de participación ciudadana "que están en la Constitución Nacional pero que en la nuestra no se reconocen" sostuvo Lifschitz.

Los puntos que podrían generar mayores discusiones con el PRO y la UCR tiene que ver con la mantención de "la Caja de Jubilaciones en la órbita del Estado provincial y el impedimento que sea transferida o privatizada" según explicó el socialista.

El mismo criterio se quiere extender para las empresas de servicios públicos como agua y energía para "que sean garantizados constitucionalmente por el Estado, que no es otra cosa que consolidar derechos adquiridos".

El presidente del PRO, Federico Angelini, puso sus recaudos al respecto: "hay temas que tenemos que analizar con los equipos técnicos y políticos como la incorporación a la constitución del tema de las empresas, del estado. Vamos a analizar en cuanto va a modificar la cotidianeidad de la gente los puntos que se están planteando"

En el mismo sentido se manifestó la autoridad máxima de la UCR en Santa Fe, Julián Galdeano, al advertir que "hay temas que no se habían discutido partidariamente como las modificaciones al sistema electoral, la paridad o mantener las empresas en el marco del Estado provincial".

Por su parte, el diputado del Frente Social y Popular, Carlos del Frade, expresó su acuerdo con la reforma constitucional aunque advirtió que "si es una modificación parcial, para poder cumplir con los plazos electorales es algo que nos hace un poco de ruido".

El mismo reparo manifestaron en el peronismo. El senador Danilo Capitani había aclarado que "si la reforma pasa solamente por la reelección, no tiene ningún sentido" y pidió ampliar el debate. Al gobernador Lifschitz le espera una semana ajetreada para lograr juntar la mayoría especial en ambas cámaras. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.