México23.03.2018(0)
La megaobra del aeropuerto de México se mete en la pelea presidencial
LPOLópez Obrador quiere frenar la multimillonaria obra de Peña Nieto. Preocupación de inversores.

La megaobra del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México se metió de lleno en la campaña para las elecciones presidenciales, que se realizarán el 1º de julio próximo, luego de que el principal favorito Andrés Manuel López Obrador prometiera frenar la construcción, lo que desató la preocupación en el Gobierno y los empresarios.

Tras algunas idas y vueltas con su equipo económico, López Obrador confirmó días atrás su decisión de frenar las obras, que considera que representan un gasto desmedido para su país. En cambio, el candidato de Morena pretende mudar la construcción de una pista en la base militar de Santa Lucía y mantener el aeropuerto actual.

El NAICM fue diseñado por el estudio del célebre arquitecto británico Norman Foster y sería por lejos el aeropuerto más grande de Latinoamérica y uno de los más grandes del mundo. La construcción requeriría un gasto total cercano a los 13 mil millones de dólares, de los cuales el Gobierno ya obtuvo financiamiento por unos 8.500 millones.

El presidente Enrique Peña Nieto pretende que la obra sea el gran legado de su gestión, por lo que planeó que el proceso de construcción llegara al final de su mandato en un estado avanzado que impida que su sucesor la frene (también avanzado el financiamiento). En el Gobierno sostienen que es más caro cancelar las obras en marcha que terminar el aeropuerto. Según los funcionarios de Peña Nieto, cancelarlo equivaldría a renunciar a 3.3% del PBI.   

Pero López Obrador no parece intimidado por eso y confía en lograr convencer a los inversores de mudar la obra. Por las dudas, para no ahuyentar a los empresarios, prometió que se cumplirán con todos los compromisos asumidos, es decir que pagarán la deuda tomada por la actual gestión. De todos modos, al mismo tiempo quiere frenar nuevos contratos.

Un dato pesado para AMLO es que según el actual gobierno una vez que el aeropuerto funcione a pleno dará empleo a unas 300 mil personas, un argumento difícil de rebatir para cualquier candidato que aspire a sumar votos. Además, los mexicanos saben que el aeropuerto actual está colapsado y difícilmente se lo pueda remodelar para hacerlo eficiente.

A la pelea se sumó este jueves el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien dijo que la obra es "urgente e indispensable". "Hay que tener cuidado. Es un proyecto que va muy avanzado, que tiene una inversión ya altísima en este momento, estamos hablando de miles y miles de millones que ya se han invertido", declaró.

Además de la pelea política, la idea de AMLO genera una fuerte disputa entre los empresarios que están involucrados en el proyecto. Es el caso de los ejecutivos del Banco Santander, uno de los más grandes emisores de deuda para el Nuevo Aeropuerto, que activaron un lobby desesperado entre los representantes económicos de López Obrador para tratar de revertir su postura, según reveló LPO México. A través del Santander se habrían emitido hasta 5 mil millones de dólares.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.