Diputados09.03.2018(3)
Monzó restringe los pasajes aéreos a los dipuados
LPOHabrá 12 para ellos y 8 para sus empleados, pero deberán identificarlos. Se mantiene el beneficio de canjearlos por plata.

Emilio Monzó limitó a 8 pasajes los pasajes aéreos sin nombre que los diputados reciben mensulmente y sólo podrán usarlos quienes sean identificados en una lista creada y certificada con anterioridad. 

Busca así desterrar un toma y daca de tickets aéreos que, según conocedores de los quehaceres parlamenarios, supo derivar en la venta ilegal de los tramos más solicitados. 

Desde el lunes, de los 20 pasajes que recibe cada mes un diputado, 12 seguirán estando a su nombre y serán instransferibles y los otros 8 sólo podrán ser usados por los integrantes de una lista que el diputado debe presentar cada año y que sólo puede ser modificada al año calendadrio siguiente.

Los diputados sólo tendrán 8 pasajes para ceder a sus empleados y deberán identificarlos. Pero podrán canjear los que no usen y engrosar sus dietas. 

Los diputados si podrán continuar con un beneficio extra: canjear por dinero los pasajes que no usan, a razón de unos 1.350 pesos por tramo. 

En junio Monzó aumentó en un 100 por ciento el monto que la Cámara paga por el canje de cada pasaje aéreo, pasando de 670 a los mencionados 1.350, y de 295 a 650 en el caso de los terrestres, que continúan siendo innominados en su totalidad.

Con estos números, si un diputado canjea la totalidad de sus pasajes, obtendría 40.000 pesos adicionales para sumar a los más de 90.000 que cobran de dieta, sin contemplar el plus por desarraigo. Los más beneficiados son los porteños y los bonaerenses, con escasa demanda semanal de tickets. 

Monzó y su antecesor Julián Domínguez siempre justificaron este polémica canje en un artilugio contable: si los diputados los usan o los ceden, los tramos cuestan más que 1.300 pesos y la diferencia la paga la Cámara. 

En otra resolución, Monzó dispuso que la cantidad de pasajes que mensualmente podrá recibir cada bloque (aparte de los que recibe cada diputado), dependiendo de su número de integrantes.

De acuerdo a la composición, actual, el Frente para la Victoria.-PJ recibirá 24; el PRO, 20; la UCR, 16; el Peronismo, el Frente Renovador y la Coalición Cívica, 4 cada uno, entre los más importantes.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Como ciudadano me parece PÉSIMO ...!!!! que los legisladores sean poseedores de tantos beneficios. NADIE, absolutamente NADIE les pide que se postulen para un cargo que requiere ejercerlo fuera de los límites de su residencia familiar. Tienen MILES DE GANGAS y encima ésta de poder canjear los pasajes por dinero. Los montos siderales de sus dietas, no lo conseguirían ni por las tapas al ejercer sus profesiones en sus lugares de origen. Y esto lo saben perfectamente bien y no se equivocan, por eso buscan el conchavo de legislador y si es posible "in eternun" . Como ejemplos tenemos de sobra. El presidente Macri debe terminar para siempre con ésta sangría inmoral ...!!!!
2
A ver.....cualquier persona para ir a trabajar SE PAGA SU PASAJE,...¿por que tienen privilegios?
Tal vez, si deberian darle a los que viajan larga distancia pero no mas de 8 al mes (cuatro semanas, ocho viajes ida y vuelta a sus provincias) y si no viajan a devolverlos.
Basta de derroches que a los jubilados en lugar de 13-15% les pagan el 5.7%
1
de ninguna manera se debe limitar la movilidad del diputado afectando su dieta Pero igualmente de ninguna manera se debe aceptar que este privilegio lo conviertan en dinero por es corrupción. absoluta y clara NOOOO al canje de pasajes debería ser un lema de los ciudadanos de a pie