Narcotráfico09.03.2018(0)
La Justicia de EEUU desarma la célula de lavado de dinero más poderosa del Cártel de Sinaloa
LPO (México DF)Arrestaron a 75 individuos acusados de tráfico de drogas y lavado en una docena de ciudades.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acaba de informar de la detención de 75 personas acusadas de lavado dinero y tráfico de drogas en territorio estadounidense. Cuarenta de los detenidos están acusados en una corte de San Diego, California, de formar parte de un círculo de blanqueo de capitales al servicio del Cártel de Sinaloa, grupo delictivo mexicano que hasta antes de captura lideraba el Chapo Guzmán.

Las declaraciones de Adam Braverman, fiscal federal encargado del caso, indican que la operación fue coordinada con el apoyo de la PGR, la Policía Federal, y la Unidad de Inteligencia Financiera de México.

De acuerdo con los documentos del Departamento de Justicia, el líder del grupo es Jose Roberto Lopez-Albarran, quien habría lavado decenas de millones de dólares producto de la venta de drogas en Estados Unidos. Las actividades criminales tuvieron lugar entre los años 2015 y 2018.

"Hemos drenado de efectivo y de vida a una organización internacional de lavado de dinero basada en San Diego con nexos al Cártel de Sinaloa", declaró el fiscal federal Adam Braverman. "Al seguir el dinero, descubrimos grandes cantidades de fentanil, heroína y metanfetaminas que ya no llegarán a las calles de Estados Unidos. Ese es un doble golpe que saca por completo del ring a estas organizaciones y hace nuestras comunidades más seguras".

Otro de los detenidos mencionados en el comunicado es Manuel Reynoso García, quien fue detenido el mes pasado, al igual que Lopez-Albarran. Reynoso y sus hombres recogían efectivo por toda la costa este y lo depositaban en cuentas bancarias desde donde luego era movido a bancos internacionales hasta su destino en bancos mexicanos. Los criminales usaron empresas fantasmas en nuestro país para distribuir el dinero.

Al grupo le fueron incautados por lo menos $6 millones de dólares en efectivo, 95 kilógramos de metanfetaminas, 63 kilogramos de heroína, 10 kilogramos de fentanil, 92 kilogramos de cocaína, 252 kilogramos de marihuana, así como 20 armas de fuego, entre ellas rifles de asalto.

El grupo trabajó principalmente para el Cártel de Sinaloa y fueron capturados gracias a un operativo coordinado por agentes encubiertos del FBI, la oficina del fiscal de distrito de San Diego, y otras agencias policiacas estatales y locales.

La célula fue infiltrada durante más de dos años por los agentes encubiertos, quienes se ganaron la confianza de los criminales trabajando en operaciones de trasiego de efectivo por Estados Unidos y México. No queda claro si los agentes norteamericanos operaron en territorio mexicano.

Los criminales movían el dinero en paquetes de miles y cientos de miles de dólares, y usaban compartimientos ocultos en automóviles y camionetas, bolsas, maletas y cajas de zapatos. Las entregas ocurrían en lugares públicos como estacionamientos, centros comerciales, hoteles y restaurantes a lo largo de Estados Unidos. El grupo operaba en ciudades como San Diego, Los Angeles, Kasas City, New York, Cincinnati, Dayton, Lexington, Boston, Philadelphia, y Chicago.

Los agentes federales se concentraron en monitorear a las mulas de dinero para ir desenmarañando la vasta red que el grupo delictivo había desplegado por todo el territorio estadounidense.

En total, los 75 involucrados en la conspiración fueron detenidos en por lo menos seis ciudades diferentes en ambas costas de Estados Unidos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.