dólar09.01.2018(1)
Por la baja de la tasa de referencia, esperan que el dólar caiga debajo de los $19
LPOEl Banco Central bajó la tasa a 28% y el mercado reacomoda sus previsiones sobre el dólar y la inflación.

Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, resolvió bajar la tasa de interés de referencia 75 puntos básicos cuando el mercado. En línea con las expectativas de baja entorno a los 175 puntos, el dólar se había disparado hasta $19,41 para luego bajar a $19,30. Ahora, con la tasa en 28%, el mercado recalcula sus proyecciones de equilibrio y dan por hecho que el dólar volverá a bajar debajo de los $19, mientras se debate el impacto en el crecimiento.

Esta medida, que no satisfizo las expectativas del mercado, tampoco estuvo en línea con la intención de Mario Quintana y Marcos Peña de apurar una baja de la tasa de interés que hiciera subir el dólar para corregir el atraso cambiario. Por eso en el mercado celebran que, luego del cambio de la meta de inflación que cuestionó la autonomía del Banco Central, Sturzenegger vuelva a dar la señal de "Acá mando yo" con un acatamiento "testimonial" del pedido del Ejecutivo.

Consultado acerca del impacto sobre la señal pro-crecimiento del Poder Ejecutivo que tiene este anuncio, Federico Furiase, director de la consultora Eco Go (ex Estudio Bein) y profesor de la maestría en Finanzas de la UTDT, dijo a LPO que: "Me parece que la señal está, persiste y va a haber una baja gradual y en cuotas de las tasa de interés".

Con la tasa en 28% ahora el mercado recalcula sus proyecciones de equilibrio y dan por hecho que el dólar volverá a bajar debajo de los $19, mientras se debate el impacto en el crecimiento.

"Me parece que es lo mejor que le puede pasar al crecimiento, que la baja sea muy gradual y cuidando las expectativas de inflación y de devaluación. Porque la baja de la tasa de interés, lejos de ser expansiva, pasa a ser contractiva cuando estas expectativas se aceleran, empujan la inflación, lo que deteriora el poder adquisitivo de los salarios, enfría la economía y hace subir el riesgo país por la mayor percepción de dificultad de un Tesoro de cumplir con sus obligaciones en dólares dado que sus ingresos están en pesos", aclaró Furiase. 

 Para él, el desafío consiste en encontrar un equilibrio entre el objetivo inflacionario personificado en Sturzenegger y el objetivo de crecimiento que abandera Marcos Peña: "Hay que buscar el punto intermedio: una baja gradual de la tasa que permita cosechar los beneficios de un tipo de cambio real más competitivo, un menor costo financiero para las pymes y dar cierto espacio para que haya desarme gradual de Lebacs hacia bonos del Tesoro en pesos con los que financiar parte del déficit fiscal".

"Pero esto sin causar crowding out que deje sin capacidad de financiamiento al sector privado. Así, se permite que el crédito a las empresas pueda mover el amperímetro del crecimiento en un año en el que, en el mejor de los casos, los salarios van a salir empatados con la inflación", acotó el economista para quien este año la economía podrá crecer 2,5%.

Por su parte, para el director de Epyca Consultores, Martín Kalos, esta baja moderada de la tasa de interés "No va a incidir en el nivel de inversión. La cuestión clave es si los empresarios le creen o no a Sturzenegger que va a volver a subir la tasa o si creen que va a relajarla más. El punto no es tanto si sube o si baja la tasa ahora sino la señal que se da hacia adelante", dijo a LPO.

Para Alvaredo, el margen para futuros recortes graduales de tasa "tal vez se vea acotado a la luz de los datos de inflación de diciembre por encima del 2.5% y el aumento de tarifas y combustibles' de este año.

"El Banco Central dijo hoy que la política monetaria solo se va relajar en la medida en que la se esté en la trayectoria a la meta del 15%. Hoy por hoy no estamos en esa trayectoria, sino que las expectativas de inflación en estos meses vienen subiendo, lo que no daría margen para seguir bajando la tasa de interés", remarcó Kalos quien a la vez no desconoce que la presión política para avanzar sobre la baja de tasas persiste y no descarta que se traduzca en nuevas bajas más adelante.

Sobre el mismo punto coincidió Javier Alvaredo, de la consultora ACM, en un informe en el que subrayó que lo que se vivió desde el cambio de las metas fue "mucho ruido y pocas nueces". En su opinión, "El riesgo de esta estrategia es que ese margen tal vez se vea acotado a la luz de los datos de inflación de diciembre por encima del 2.5% y el aumento de tarifas y combustibles para los primeros meses del año y sus efectos de segunda ronda tornarán más difícil justificar nuevas bajas".

"Con esta baja de tasas, el tipo de cambio (nominal y real) tenderá a apreciarse en las próximas jornadas, moderando la trayectoria ascendente que mostró en las últimas semanas", adelantó el economista. Dos semanas atrás, justo antes de que el mercado empezara a anticipar esta movida con la emisión de Letras del Tesoro en pesos -que compitieran con las Lebacs-, la moneda estadounidense cotizaba debajo de $18,60. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Fede le ganaste la pulseada a Melco. Ahora te engolosinaste y te la estás llevando toda como vas hacer cuando venga el próximo blanqueo para lavar U$S 2000 palos verdes. ¿ no es mucho?