Deuda29.11.2017(1)
Aysa sale al mercado y podría tomar hasta u$s 1000 millones
LPOFue una primicia de LPO. El gobierno la "desconsolida" de la estructura del Estado. El plan de inversiones a 8 años.

Después de algunos meses de debate interno, el Gobierno nacional finalmente autorizó a la empresa estatal Aysa a salir al mercado y endeudarse por hasta mil millones de dólares para financiar obras.

La posibilidad había sido revelada en septiembre por LPO, que explicó que la alternativa se estudiaba porque en el Gobierno ven que la posibilidad de mantener en 2018 el nivel de obra pública está en riesgo ante el dramático crecimiento del endeudamiento externo y el déficit que se mantiene muy alto.

Ante esta situación, la principal opción de la Casa Rosada es acelerar los proyectos enmarcados en el régimen de Participación Público Privada (PPP), aunque todavía está lejos de seducir a los inversores. Por eso, en el caso de Aysa a Gustavo Lopetegui se le ocurrió una estrategia audaz: "desconsolidar" a la empresa de aguas de la estructura del Estado y sacarla al mercado como una sociedad anónima que opera bajo su propio riesgo para tomar deuda.

Esta alternativa era respaldada por el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua, de quien depende Aysa, pero chocaba con la posición del ministro de Finanzas, Luis Caputo, y su jefe de Gabinete, Pablo Quirno, que pretenden mantener todo el endeudamiento externo bajo su control directo.

Pero la necesidad de desinflar la cuenta del endeudamiento se impuso y finalmente la Rosada autorizó a obtener financiamiento externo por hasta u$s 1.000 millones "a través de una oferta pública de obligaciones negociables simples y/o títulos de deuda, a corto, mediano y/o largo plazo", según indica la resolución de Rogelio Frigerio publicada en el Boletín Oficial.

Aunque se desconsolida a Aysa de la estructura del Estado, la emisión de bonos (la forma que a priori se elegiría) u obligaciones negociables (en el mercado local) tendrá una "garantía implícita" del estado nacional que es el accionista mayorista de la empresa.

Vidal, Macri y Bereciartua

"Volvemos a tener una inserción inteligente en el mundo que nos permita financiar infraestructuras para resolver las necesidades de la gente, disminuir la pobreza, aumentar la calidad de vida y crear condiciones para ser más competitivos y crecer sosteniblemente", celebró Bereciartua tras la autorización.

Aysa tiene respaldo para salir al mercado porque los tarifazos de agua que instrumentó Macri al inicio de su gestión le permitieron pasar al verde sus números, por lo que incluso podría conseguir tasas más bajas que otras empresas públicas como YPF.

Además de la salida al mercado de Aysa, la subsecretaría de Recursos Hídricos (que prevé obras por 32 mil millones de pesos para 2018) presentó semanas atrás 38 proyectos de agua potable, saneamiento, presas y riego para los que se necesita financiación por casi 9.500 millones de dólares y que busca financiar bajo el esquema PPP.

El plan de Aysa

Los mil millones de dólares que podrá tomar Aysa en los próximos meses son parte de un plan de inversiones que la empresa estatal de aguas tiene para los próximos ocho años.

Para hacer frente a ese plan, que en la firma sostienen que es el programa de inversión en saneamiento más grande del mundo, lo que también revela el atraso de Argentina, en la empresa calculan que se necesitan 12 mil millones de dólares en esos 8 años.

Ese plan comienza el año que viene con un cálculo de obras por 1.500 millones de dólares. Además de lo que se tome en el mercado (de lo cual una parte podría utilizarse en 2019), en Aysa esperan aportes del Estado por unos 750 millones de dólares y otros 400 millones de financiamiento para obras bajo el esquema PPP. Este programa estiman que podría aportar 1.700 millones para todo el plan.

Además, Aysa tiene cerrados acuerdos con el BID y Banco Mundial por 300 millones de dólares para los próximos años. También esperan terminar de definir un pacto con el Eximbank de China para el proyecto denominado Río Subterráneo Sur, una obra que el kirchnerismo había adjudicado a un consorcio chino pero el macrismo dio de baja. Ahora, la empresa estatal está en la etapa final de la negociación (estarían negociando las tasas) para conseguir el financiamiento. La inversión estimada es de 12 mil millones de pesos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Desde que se estatizo y pagó su deuda la empresa es rentable. Cuando fue privada la empresa francesa la quebró, la desguazo, no invirtieron un peso, ni en obras infraestructura ni en servicios. Ahora la socia del FMI Vidal y el alcahuete de los paradise paper la quieren privatizar de nuevo. El curro circular le dicen.