Obra Publica21.11.2017(0)
El polémico "inciso M" contra las aseguradoras complica el debut del PPP
LPOEl mercado recibió de mala manera la presión a las aseguradoras para financiar obras públicas con capitales privados.

El viernes pasado el Gobierno confirmó mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial que limitará las tenencias de Letras del Banco Central (Lebacs) en manos de compañías de seguros con el objetivo de que vuelquen esos fondos a financiar obra pública, vía los futuros programa de Participación Pública Privada (PPP).

En el mercado cayó como un balde de agua fría la medida que calificaron de "kirchnerismo de buenos modales", porque replica la idea de forzar desde el Estado la orientación de inversiones privadas.

La resolución de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) que dirige Juan Paso impidió así a las aseguradoras atesorar hacia adelante Lebacs, uno de los pocos negocios de la Argentina que le ganan a la inflación con rendimientos en pesos de entre 28,75% y 29,6%.

En cambio, la norma habilitó a las compañías de seguros a aumentar su exposición a bonos del gobierno, bonos municipales y fondos comunes de inversión cerrados. En particular, las habilita a invertir en los fideicomisos creados en el marco del régimen de PPP, con el que el Gobierno apunta a fortalecer la obra pública sin empeorar el déficit fiscal.  

La SSN excluyó de las carteras de inversión de las aseguradoras a las Lebacs. En cambio, las habilitó a invertir los fideicomisos del régimen de PPP con el que el Gobierno apunta a fortalecer la obra pública sin empeorar el déficit fiscal

El otro tipo de inversión que ahora está habilitado es la tenencia de valores respaldados por hipotecas. Como adelantó LPO, el crecimiento de los créditos en UVAs y los riesgos que implican para el sistema bancario generan la necesidad de descargar en el mercado financiero parte de las hipotecas otorgadas. Por ende, el Gobierno relanzó las letras hipotecarias en el nuevo proyecto de Ley de Mercado de Capitales.

"La prohibición es negativa para las aseguradoras argentinas dado que las letras del Banco Central (...) son los valores más líquidos y de mayor rendimiento en los mercados de capitales locales, y comprenden el 40% (USD 8 mil millones) del total de las inversiones de las aseguradoras", aseguraron este martes Marcelo De Gruttola y Carlos de Nevares, analistas de la calificadora de riesgo Moody's.

"El límite regulatorio a las LEBACs afectará negativamente la rentabilidad, liquidez y el perfil de riesgo general de su cartera de inversiones", aclararon los especialistas. De hecho en el mercado comentaron a LPO que las aseguradoras ya anticipan que perderán varios puntos de Ebidta. 

El ministro Caputo al presentar el programa de PPP.

Por esto, la medida generó mucho malestar en el mercado y recordó al tristemente célebre "inciso K" de la normativa de las aseguradoras que las obligaba a invertir forzosamente en activos de la economía real. Aquella norma -que en la práctica se tradujo en inversiones en cheques descontados de pymes- fue derogada en enero de 2016. Menos de dos años más tarde el "inciso K" se transformó en un "inciso M", otra normativa que obliga a la industria del seguro a restringir su rentabilidad para corregir los efectos reales de las políticas monetarias implementadas.

La lectura empresaria es que es una movida política para disfrazar el déficit sin renunciar al plan de obra pública de Macri, ya que permite hacer pasar como gasto privado, inversiones que van a salir del erario público.

Esta medida también pone de relieve un reclamo de larga data de los empresarios y los industriales: las altas tasas que impone la política monetaria de Federico Sturzenegger desalienta la inversión en la economía real y fija un piso muy alto para conseguir financiamiento bancario para el capital de trabajo. De hecho, la tasa de interés que pagan las Lebacs viene siendo consistentemente más alta -a veces hasta diez puntos porcentuales más- que las que pagan los plazos fijos, instrumentos de riesgo similar, desde enero de 2016. 

 Con la nueva normativa, para marzo de 2018, las aseguradoras deberán reducir a cero sus tenencias en fondos de inversión que inviertan en Lebacs cuando hasta mitad de año estas representaban cerca del 17% del capital administrado por estos fondos.

El análisis de los inversores

La jugada sin embargo no es vista como eficiente entre los empresarios, que dudan que realmente ayude a impulsar las PPP. "Por el tipo de obligaciones que fondos y aseguradoras tienen con sus clientes, no van a volcarse a financiar proyectos de riesgo y de largo plazo en grandes porcentajes de sus carteras. Para esto, el rendimiento debería ser superior al de los instrumentos de corto plazo que rinden tasas más elevadas", afirmó un operador del mercado a LPO.

La lectura es que se trata más que nada de una movida política para disfrazar el déficit sin renunciar al ambicioso objetivo de obra pública de Macri ya que permite hacer pasar como gasto privado, inversiones que tarde o temprano van a salir del erario público o que van a significar la renuncia a ingresos, como es el caso de las concesiones de corredores viales que se pagarán en buena medida con la recaudación de los peajes.

LPO pudo saber que entre los puntos más débiles de la estructura de la PPP, los empresarios señalan la exigencia de que exista un cierre financiero a más tardar un año tras la licitación. Y si bien desde el Gobierno consideran que al acortar los tiempos del proyecto, también se reduce el flujo descontado de fondos, desde la óptica empresaria tener el total de los fondos disponibles para ese momento, implica un "carry negativo": los fondos devengan intereses desde el día uno, incluso si no se van a ejecutar en cada momento de la obra.

La otra opción que analizan son las coberturas bancarias por los montos que se necesitan al día uno, por lo que las empresas también consideran que va a resultar financieramente muy costosas por el volumen de dinero a garantizar. Con una dificultad adicional: estas coberturas o "underwrittings", por la elevada incidencia del costo financiero de las obras -como las de los corredores viales recién lanzadas-, hay que poder cuantificarlas de antemano para poder determinar el precio a licitar y esto es difícil para el contratista, quien ya de por sí tiene que financiar el capital de trabajo hasta tanto reciba el pago de cada certificado.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.