Procuración30.10.2017(2)
Acorralada, Gils Carbó renunció a la Procuración y se va a fin de año
LPOEs un triunfo estratégico de Macri. Procesada, había contratado a Arslanian para negociar su salida.

Procesada y acorralada por el gobierno de Mauricio Macri, la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, finalmente anunció que renuncia al cargo y hará efectiva la salida el 31 de diciembre.

Tras dos años de enfrentamiento con la Casa Rosada, la procuradora finalmente cedió a la presión y abandonará su cargo, debilitada por el procesamiento en su contra y el fallo que le permite al Gobierno echarla por decreto. Pero lo que más la debilitó fue la derrota del peronismo en las elecciones, que le abrió la puerta a Cambiemos para avanzar con una reforma de la Ley del Ministerio Público Fiscal para facilitar su remoción.

En tal sentido, Gils Carbó dijo que con su salida quiere evitar que se afecte la autonomía del organismo. "Estoy persuadida de que mi permanencia en el cargo redunda en decisiones que afectarán de manera sustancial la autonomía del ministerio público fiscal", escribió en la carta que le mandó al presidente Mauricio Macri.

La procuradora agregó que dimite "con la esperanza de que esta decisión disuada reformas que, amén del debilitamiento (de la autonomía de los fiscales), rompan el equilibrio que debe regir el sistema de administración de justicia". 

Se trata de un triunfo estratégico de Macri que desde el inicio de su mandato venía maniobrando -sin éxito- para sacarla del cargo. La tensión derivó en una guerra judicial de denuncias cruzadas que terminó de decantarse en favor de la Casa Rosada, tras el inapelable triunfo electoral de Cambiemos en octubre.

El golpe definitivo a la procuradora se lo dio el juez federal, Julián Ercolini, que en base a una denuncia anónima basada en pinchaduras ilegales de mails, la procesó por irregularidades en la compra de un inmueble para la Procuración.

Gils Carbó, como anticipó LPO, ya preveía este desenlace y por eso contrató al ex ministro León Arslanian, para que explorara la posibilidad de una salida negociada que la pinga a cubierto de futuros inconvenientes penales.

Días atrás, el Gobierno también había conseguido vía libre para echarla por decreto, a partir de un fallo que declaró incostitucional el juicio político como mecanismo de remoción de la procuradora. Pero Macri ya había descartado esa opción cuando Elisa Carrió salió a cuestionar la posibilidad, en una extraña maniobra que salvó a Gils Carbó. Es por eso que en los últimos días los funcionarios habían optado por presionar para que al menos se pida licencia.

Según supo LPO, Gils Carbó iba a ser citada en los próximos días por la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control, que había preelaborado un dictamen muy duro contra la procuradora.

En el Gobierno estaban sorprendidos por la renuncia y adjudicaban la decisión a que Gils Carbó se encontró "cercada" por su procesamiento. Además, dicen que ya podían avanzar a través de una nueva ley para poder echarla, con lo cual no le quedaban más opciones que correrse del cargo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Esta mina renunció como el juez Oyarbide, se van para evitar el jury de enjuiciamiento !!!!!!!!!!!!!!
1
aunque se vaya por las presiones y por ausencia de estado de derecho, ya dejó su legado. que es posible que la justicia deje de estar a disposición de los códigos, la constitución y normas burguesas, para estar al servicio de un proyecto político de transformación. #vivalajefa