Gustavo Menéndez 30.09.2017(10)
"Rezo todas las noches por Macri"
Por Lucia AisicoffMenéndez dice que le pide a Dios que Macri no olvide a los pobres, pero el mensaje "no le llega".

"Peronista, bostero y de barrio", así se define el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, quien admite que le dolió que este año su espacio político compita por afuera del PJ Bonaerense y no oculta sus aspiraciones de conducirlo cuando se termine el mandato de Fernando Espinoza.

El "Tano" recibe a LPO en su oficina remodelada, vestido con un pantalón chupín y una camisa ceñida. Su look no sorprende porque es sabido que le gusta cuidar su imagen e incluso hay quienes lo chicanean tratándolo de fashion victim. Él se ríe de esas críticas mientras confiesa que ni siquiera sabe combinar los colores pero es "un tipo genuino".

Convencido de que Cristina Kirchner no querrá tener centralidad en el 2019, propone que después de octubre se arme una mesa que incluya a todo el "campo popular" para que surjan los nuevos liderazgos del peronismo. No evita incluir en esa lista a Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y otros dirigentes hoy alejados de la figura de la ex Presidenta.

Trabajaron mucho en un esquema de intendentes peronistas de la Primera Sección y ahí perdieron en las PASO contra Cambiemos. ¿Qué falló?

Hubo una influencia importante de Capital Federal en los municipios que están pegados -lo que es el primer cordón del Conurbano- donde la gente vota muy parecido a la Capital. Y después hubo un montón de municipios que fueron muy ayudados por Nación y Provincia, eso después tuvo su correlato en el resultado. También se debe a una dispersión del campo popular con eje en el peronismo. El Gobierno ganó en 2015 y ahora perdió, aunque sea por poco margen. Fue tan válida esa victoria como este triunfo de Unidad Ciudadana.

¿Su análisis es que a Cambiemos le fue mal?

No, creo que igualmente tuvieron una gran performance, pero no está basada en una buena gestión. Lo que en principio afectaba sólo a los sectores más vulnerables, ahora perjudica a Pymes y clase media por las nuevas medidas de ajuste. Uno no sabe en qué momento terminamos de caer, no se ve la lucecita al final del túnel. Por eso, este éxito relativo que tuvieron en las PASO y sobre todo en el interior de la Provincia, no es un premio a la buena gestión de Macri. El gran mérito del Gobierno fue hacer lo necesario para que la oposición vaya dividida. Para dividir al campo popular en cuatro o cinco espacios. Al peronismo, que es su principal opositor, en tres: Florencio, Sergio y Cristina.

¿Y qué responsabilidad le cabe al "campo popular" su propia división?

Es difícil luchar con la historia, los egos y a la vez contra las operaciones políticas que muy bien hizo el Gobierno. Hubo operaciones mediáticas, judiciales y económicas. Ahora el gran desafío es que el campo popular pueda confluir. En principio en una corriente de pensamiento, después veremos si tiene su correlato electoral o no.

En su último tiempo en el poder, Cristina tuvo muchos errores. El pueblo nunca se equivoca y eso lo pudo capitalizar Cambiemos. Son los mismos que aplicaron recetas que nos hicieron mucho mal y lo están volviendo a hacer.

¿Cristina colaboró o complicó la búsqueda de la unidad?

La figura de Cristina surgió casi naturalmente, porque es la dirigente nacional de mayor adhesión. Claro que también tiene contras, pero su figura nos permitió organizar más rápidamente la situación interna. Ahora ya no alcanza con eso. El trasvasamiento generacional lo empezó el peronismo en el 2015 y hay muchos dirigentes emergentes en los distritos: Cascallares, Magario, Zabaleta, Festa, Nardini, Sujarchuk, Insaurralde, Gray... también nosotros. El peronismo ha sembrado, ha cosechado dirigentes. En un año y medio de Cambiemos, no se solucionó ninguno de los problemas estructurales -que no los inventó este gobierno, pero los ha profundizado-, como la pobreza.

¿Esos problemas eran notorios en el último tiempo de Cristina en el poder?

Sí, en esa época tuvo muchísimos errores. El pueblo nunca se equivoca. Cuando se impone la agenda de los políticos por sobre la agenda de la gente, sucede una dicotomía. Los dirigentes miran para un lado y el pueblo, el vecino, el ciudadano, miran para otro. Eso fue muy bien capitalizado por Cambiemos, un frente electoral conocidísimo en la argentina. Son los mismos que aplicaron recetas que nos hicieron mucho mal y las están volviendo a aplicar ahora. Pero se han ganado, en buena ley, el apoyo mayoritario -por escasísimo margen- del pueblo argentino. Y se les dio la responsabilidad de gobernar. Bueno, las decisiones que están tomando tienen una mirada netamente economicista y no tienen en cuenta otros factores. Tal vez, incentivados por ser hombres de empresa, cuyo único objetivo es la rentabilidad. Administrar el Estado tiene cuestiones más complejas.

Su visión de Macri es completamente negativa.

Creo que el Gobierno cuenta con una una herramientas fundamental, que es que mucha gente sigue esperanzada. Yo soy una persona muy creyente. Tengo mucha fe y pongo en mis oraciones al Presidente. Todos los días. Todos los días pido que Dios lo ilumine y no se olvide de los pobres. Y hasta ahora se ve que el Barba no me está escuchando mucho. Debo estar haciendo algo mal, tal vez hay una falla de comunicación. El satélite no le llega al Barba o el Barba no le llega a Mauricio.

Vidal tiene una mirada social muy distinta a Macri, tiene otra sensibilidad. Pero al depender de su esquema político están en el mismo barco.

¿Vidal es lo mismo que Macri?

No, son distintos, pero están dentro del mismo espacio político. La mirada social de María Eugenia es muy distinta a la de Mauricio. Tiene otra sensibilidad. Pero al depender en un 100% de un esquema político están en el mismo barco.

¿Cómo es su relación con ella como gobernadora?

Yo tengo buena relación, la conozco desde hace mucho antes de que fuera gobernadora. Soy muy amigo de su ex esposo, Ramiro Tagliaferro, a quien quiero como un hermano. Sé de su capacidad, de sus ganas de hacer las cosas bien, pero está en un espacio que toma decisiones superestructurales y ella es parte. Con todo lo que la quiero ayudar a María Eugenia, creo que ella no se ayuda siguiendo tan a rajatabla una propuesta que golpea tan fuertemente a los sectores más desposeídos.

En algún momento se especuló con un pase suyo al gobierno de Vidal.

Yo desde el día uno intenté que a ella le fuera muy bien y nos pusimos a disposición. Pero creo que lo mejor que le puede pasar al gobierno hoy es una oposición articulada, inteligente, fuerte. Eso le va a subir la vara. 

Y si Unidad Ciudadana no gana en octubre, ¿será un límite para Cristina de cara a 2019?

Yo antes no hablaba mucho con Cristina, pero últimamente sí hablé mucho más. Ella es una dirigente muy por encima de la media y en ningún momento ha mencionado -ni en su discurso ni su acción- que tiene ganas de encabezar o de tener centralidad en el 2019.

Sobre esta elección se decía lo mismo y terminó siendo candidata.

Lo más cómodo para ella... una persona que fue dos veces presidenta, senadora, que se fue por la puerta grande con un gran apoyo popular... ¿qué necesidad tenía de volver al barro? Lo hizo por la solidaridad con el movimiento. Pero no es lo que ella hubiese elegido. De aquí al 2019 tenemos que tener la capacidad de generar liderazgos naturales y levantar fuerte la bandera de la renovación. Con todos.

¿Quiénes son "todos"?

Randazzo, Massa, Urtubey, todos los gobernadores peronistas.

¿Pero quién simboliza un límite?

Nadie.

¿No hay ninguna figura con la que crea que no podrían tener un acuerdo?

Todos los que provienen del campo popular tienen su espacio en esta mesa. Después serán los ciudadanos los que pongan a cada dirigente en el lugar donde tiene que estar. Perón hablaba de que ‘todo militante político tiene un bastón de mariscal en su mochila', que en algún momento lo saca para blandirlo. Esa es una práctica frecuente en el peronismo que es muy sana. Candidatos sobran, lo que hay que generar es un liderazgo natural que sobresalga del resto y que no sea apadrinado por nadie, que sea una construcción de conjunto.

Me encantaría presidir el PJ bonaerense, pero debe salir de una construcción colectiva. Me dolió competir por afuera del PJ, levanté la mano y dije que había que ir por adentro, pero la mayoría decidió otra cosa.

Es llamativo que cite tanto a Perón y hoy esté en un espacio que va por afuera del peronismo, ¿le molesta?

Yo fui uno de los que más le dolió ir por afuera del PJ. Yo levanté la mano y dije que había que ir adentro del peronismo, luego la mayoría de los compañeros decidió otra cosa. Fue un pedido de Cristina para evitar estar hablando dos meses de una interna cuando lo importante era hablar de la situación que acontecía en el país. Cristina no se equivocó, ganó la primaria y no perdió ni un segundo discutiendo cosas que no tengan que ver con los problemas de la Argentina.

Ya se menciona su nombre para conducir el PJ bonaerense cuando concluya el mandato de Fernando Espinoza. ¿Le gustaría?

A mí me encantaría, pero eso debe salir de una construcción colectiva. Hay muchos compañeros que están en condiciones de conducir el PJ.

¿Quién admite que se anota para eso?

Hoy estamos todos detrás del objetivo de ganar en nuestros territorios en octubre, después se abrirá una nueva instancia, porque si no es como estar queriendo cazar una liebre cuando nos está amenazando un oso. Primero hay que liberarse del oso, no mirar quién agarra la liebre, quién la come, quién la cocina, cómo hacemos.

Acercó a Zabaleta y ahora a Echarren a Unidad Ciudadana, mientras habla con muchos dirigentes. ¿Eso le suma puntos en la interna?

Yo soy amigo de ambos desde hace muchos años. No los sumamos a ningún lado, ellos entendieron que hubo elecciones primarias, que son un gran ordenador de la política y dejaron demostrado que el 66% de los bonaerenses optó por propuestas de la oposición. Ahora, de la oposición también quedó demostrado que sólo Unidad Ciudadana tiene chances de vencer al oficialismo. En carácter transitivo, algunos le llaman voto útil, el campo popular debería tener la grandeza de respetar el resultado de las elecciones y apoyar a quien tiene chances de frenar el ajuste. Lo demás es testimonial. Tengo un gran respeto por Sergio y Florencio, pero nos tenemos que poner de acuerdo los que venimos del campo popular.

¿Y cuál es el camino para lograr esa organización?

Yo me imagino una especie de pacto de la Moncloa entre todos los sectores populares para determinar políticas y discutir en el campo de las ideas. Y después de octubre incorporar a ese pacto al gobierno y los aliados, porque de esto salimos juntos o no salimos. Debe haber un proceso interno que hará que la inmensa mayoría de los peronistas acepte la principal regla del juego: el que gana conduce, el que pierde acompaña.

¿Ve a La Cámpora acompañando a un candidato como Urtubey o Massa?

Si se somete a una interna y la gana cualquiera de ellos, deberían acompañarlo. No solamente La Cámpora, todos los sectores que participen y acuerden reglas de juego. Ése es nuestro ABC.

Algunos dirigentes más conservadores lo chicanean a usted por su faceta de preocuparse mucho por la estética. ¿Cree que esa característica le puede traer algún costo político o complicar su idea de conducir el PJ?

Yo soy un catálogo inmenso de defectos, pero nadie me puede decir que no soy genuino. Soy lo que soy, ¿me voy a andar travistiendo o transformando en alguien que no soy? Tengo un montón de amigos y yo le digo a mi hijo que se muestre como es. Como dicen los pibes: que no la caretee. Pero además, a decir la verdad, de chico mis amigos me cargaban porque no combino los colores, porque soy un desastre. Y sigo siendo igual.

Nadie me puede decir que no soy genuino. Soy muy descontracturado y no tengo miedo de que me critiquen por eso.

También hace mucho foco en las redes sociales y se saca muchas selfies. No es el comportamiento más típico entre los demás intendentes.

Estoy muy agradecido con la gente que nos dio la posibilidad de gobernar. Uno tiene que amar mucho lo que hace. Si vos no querés a la gente real y genuinamente, en un momento te agobia. El día que venga alguien a pedirme una foto y no me la quiera sacar, me tengo que plantear seriamente la posibilidad de dedicarme a otra cosa. Uno se transforma en una figura pública y eso trae responsabilidades y obligaciones. La verdad, yo me siento un pibe de barrio. Bueno, un viejito de barrio. ¿Quién te puede criticar un gusto musical, que te guste andar en zapatillas? Para mí eso es más cómodo. Tiene que ver con cada persona. Soy muy descontracturado y no tengo miedo de que me critiquen.

¿Pero recibió críticas de sus pares por eso?

Lo veo desde sectores ligados a determinados grupos sociales. Yo soy hincha de Boca, peronista, bien de barrio. No tengo problema con eso. Me criticaron mucho un book que hice para mis 50 años. En vez de hacer una fiesta para mil tipos y gastar una fortuna, me alquilé un smoking y le pedí a una amiga que estudia fotografía que me haga unas fotos. Me maté de la risa, lo hice para mí y para mis hijos. Lo publiqué en mi cuenta privada, no en la de la Municipalidad, pero se hizo un revuelo bárbaro. Toda la prensa con eso... ¿por qué? Creo que si sacáramos afuera a nuestro niño interior más seguido, el mundo sería un lugar mucho más lindo. Ningún pueblo ha llegado a ningún lado sin alegría. Te da un plus en la lucha, en la resistencia. Es como en una pareja: no podés fingir ser una persona que no sos para estar con alguien que amás, porque si no el amor se transforma en rencor. Bueno, yo estoy casado con esto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
10
Justamente ahi esta el problema que tenes vos y todos los peronchos, no hay que "rezar para que macri no se olvide de los pobres", porque los "pobres" no existen, la pobreza es un estado psicológico al que los movimientos populistas reducen las personas para tener una "base" donde sustentarse. El dios al que vos le rezás, nos creó en un mundo de abundancia y nos dio la capacidad de ganarnos el sustento esforzándonos. Cientos de años mas tarde ciertos sectores arruinaron la obra de dios, creando lo que se llama hoy día "pueblo" o "masas", reprimiendo las capacidades individuales para contener a la gente en virtuales corrales. Lo que este presidente, este modelo, busca cambiar de fondo, es ese drama: cambiar el estado de pobreza psicológica para que cada ciudadano que hoy en día se lo llama pobre, tome el camino del esfuerzo, emprenda y aprenda a sacar frutos de su propia capacidad, sea vendiendo tortillas o conduciendo una gran empresa. somos muchos los que empezamos vendiendo en una plaza y hoy tenemos empresas prosperas, no nos quedamos etiquetados en el limbo de la "pobreza". sinceramente respeto tu trabajo en merlo gustavo, hiciste un gran cambio positivo al bajar al mafioso othacehé, pero desde esta noche voy a rezar por vos, para que entiendas que la pobreza psicológica no se soluciona con planes ni dádivas ni futbol para todos.
9
Todo muy bien lo que haces y lo que pensas, pero date una vueltita por Pami y fijate que podes hacer ,no hay baños ni asientos, los enpleados 10 puntos pero las instalaciones0punto hace algo por nosotros los viejos.GRACIAS.
8
"Rezo todas las noches por Macri" "Peronista, bostero y de barrio", así se define el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez"
Y que hacías cuando desgobernaban tus socios de la asociación ilícita peroncha?? Ibas de rodillas a Lujan para que no siguieran empobreciendo al pueblo, que supuestamente uds. "representan"??
7
Tanito, esto es muy simple, es lo mismo que vos que sos hincha de Boca Juniors, si no sale campeón nunca más y por esa razón te hacés hincha de Vélez Sársfield. Entiendo que fue un error monumental haber renegado del peronismo para adherirse al kichnerismo. Esa es la pura verdad. !!!!!!!!!! Te quejás porque la gente apoya a Macri y que el barba no te escucha en la oración, pero son todos ustedes lo que no tienen coherencia. Esto demuestra que de convicción política tienen poco o nada. En este punto le doy la razón a Florencio Randazzo !!!!!!!!!!!!!
6
Bien, pero salir del peronismo tiene su costo, algunos siguieron apostando al partido, mientras otros abandonaron el barco. La historia de qué lado estará a favor, de los que se quedan en el barco aunque averiado o los que saltan al primer bote que se les acerca ????????????
5
Claro Tanito, porq los lamebotas de laquetejedi van a acompañar al otro chupacirio de Urtubey o Massita con el mismo impetú que militaron la campaña del manco...mejor rezá para que los que les hicieron perder 3 elecciones (y cajas) seguidas se vayan del partido, sino ustedes también "no van a volver más"
4
Dios no escuha payasadas.
3
¡Pobre Merlo con gentuza como éste!
2
Macri se confesó budista.
Dificil que te atiendan
1
para irónico..demasiado chupacirio....¿o Dios le avisa si macri pide por los poverinos? Un poco soberbio el peroncho, mentiroso como su raza