Leo Nardini17.09.2017(14)
"Hay que recuperar el 54 por ciento y Massa debe estar adentro"
Por Lucia Aisicoff"El candidato a gobernador tiene que ser el que más mida y no hay que hacer primarias", afirma el intendente de Malvinas Argentinas.

Leonardo Nardini asumió como intendente de Malvinas Argentinas tras vencer al histórico Jesús Cariglino. De origen peronista y del riñón de Alicia Kirchner, durante el último año formó parte del Grupo Fénix pero nunca ocultó su diálogo con Sergio Massa y Florencio Randazzo.

Ahora sorprende por ser de los pocos que se anima a hacer en voz alta una autocrítica sobre las decisiones electorales de su espacio político y reconoce la tensión con La Cámpora durante el armado de las listas. Además, opina que el gran error de 2015 fue haber obligado a Diego Bossio a darse un "baño de humildad" que le impidió competir contra Aníbal Fernández y Julián Domínguez.

Leo tiene la mirada en el 2019 y -desde el esquema de intendentes de la Primera Sección- pide abrir el juego para recuperar el 54 por ciento perdido. Un desafío que piensa que debe incluir a dirigentes como Massa, Randazzo y los gobernadores del PJ. 

¿Cómo están para octubre?

Los intendentes logramos consolidar un grupo que trabajó primero en pos de lograr la unidad del peronismo, que no se dio, pero sí logramos conformar un grupo sólido, que hizo un gran cierre dentro de nuestro espacio. Buscamos generar confianza de cara a la construcción futura y entendemos que la mejor forma de ayudar es tratar de ganar en nuestra sección electoral.

¿Tienen chances?

Está difícil, va a ser una elección ajustada. En las PASO terminamos 60 mil votos abajo de Cambiemos. Hay mucho en juego: si 1País se cae tres puntos en la primera sección no estaría metiendo ningún legislador provincial. Y nosotros, si ganamos a Cambiemos aunque sea por un punto, podríamos meter cinco en lugar de tres.

¿Massa se equivocó en su planteo político? ¿Debería haber ensayado algo distinto?

Yo hablo con Sergio, nunca lo negué. Siempre trabajamos por unir el peronismo. No hablamos de Cristina como candidata a presidenta, sino de reconfigurar el espacio.

No sé si se equivocó. Creyó fielmente que era una elección de posicionamiento político. Pensó que la fórmula con Margarita Stolbizer le generaba una idea de transparencia política y de diversidad en lo que es el voto independiente. Pero la imagen positiva que tiene un dirigente no refleja la intención de voto.

El comentario es que a ustedes los intendentes peronistas, los alejó el acuerdo que hizo con Stolbizer.

Yo hablo con Sergio, nunca lo negué, le tengo un gran cariño y respeto. Siempre trabajamos para unir al peronismo y lo vengo sosteniendo de manera consecuente desde el año pasado, por eso me han tildado de massista, de randazzista, de anticristinista. Nada de eso era cierto. Planteábamos la necesidad de generar diálogo con dirigentes que en algún momento formaron parte del 54 por ciento de 2011. Yo decía que teníamos que encontrar la forma. Ése es el camino: tratar de buscar la forma de reconfigurar el espacio. No hablamos de Cristina como candidata a presidenta, sino del peronismo como columna vertebral de un frente más amplio. Ser una opción superadora a lo que está hoy.

¿Massa debe estar incluido en esta etapa post-octubre?

Totalmente.

¿Puede estar adentro si no rompe con el GEN?

Pueden estar los que coincidan en la idea de dejar de lado el personalismo y entiendan que la unión de fuerzas es para ponerle un freno a las políticas que viene llevando adelante el Gobierno, que no están bien. Ellos perdieron volumen político. Por eso el problema es de la oposición, no de Cambiemos. El problema es no poder juntarnos, que no nos unan las similitudes y nos gane el vedetismo de la discusión de quién encabeza una lista a futuro. Eso se tendrá que dirimir en una interna a través de una discusión seria para ver quién es el que mejor representa los intereses del colectivo de la gente. 

Un proceso que plantea una discusión con el rol de Cristina...

A futuro obviamente va a estar en discusión. Pero también como dijo Cristina, vamos a hacer todo lo posible para que el mejor o la mejor represente la oportunidad de que el peronismo como columna vertebral, vuelva a gobernar la Argentina y la Provincia.

¿Randazzo también debe estar incluido en este proceso?

Sí, también Randazzo. Y a nivel nacional voy más allá: Urtubey, De la Sota, Schiaretti, Verna. Un montón de gobernadores que integraron el FpV como herramienta electoral, que fueron parte del 54 por ciento de Cristina.

Muchos dirigentes dicen como Pichetto: "Con Cristina, no". Hablan de la unidad del peronismo sin el sector de la ex Presidenta.

La Cámpora es un sector importante y tiene que ser parte del futuro. Hoy funcionan mucho mejor en la relación con los otros sectores y se logró un equilibrio. Antes les teníamos demasiado respeto.

Cristina en su última entrevista fue clara en ese sentido, al decir que si era un impedimento ella haría todo lo posible para que el peronismo esté unido y tenga a los mejores hombres de cara a 2019. En un momento le preguntaron si se autoexcluía y ella contestó que si era necesario lo haría. Lo dijo ella, no lo digo yo.

Después de octubre, ¿quieren volver al PJ o Unidad Ciudadana puede ser un espacio con futuro?

Puede ser un espacio válido... Los frentes electorales son una herramienta que hace comulgar a un montón de partidos y espacios políticos. Lo mismo pasó con el FpV en el 2005 cuando el PJ fue por fuera. Mañana podría integrarlo o se puede configurar un frente distinto, con otro nombre.

¿Cómo queda La Cámpora después de esta elección?

Son compañeros que representan a un sector importante y tienen que ser parte. Un grupo de intendentes nos juntamos y nos denominaron el "Grupo Fénix". Fuimos parte de esa discusión: con Cristina, con La Cámpora y con un montón de otros sectores que son diferentes expresiones de lo que es el peronismo. Un concepto amplio, en la base de construcción de un espacio que represente a los trabajadores, a los más humildes. 

A la organización de Máximo se la criticaba por falta de debate y algunas imposiciones políticas. ¿Cómo funciona hoy que comparten un espacio con ellos?

Hoy funciona mucho mejor y se logró un equilibrio con los compañeros -más allá de diferencias de criterio- para poder trabajar en conjunto. Antes era diferente. Cuento algo personal: yo en el 2013 encabezaba la lista de concejales hasta las 5 de la tarde en el esquema de Unidos y Organizados y por una decisión, que obviamente no fue mía, no terminé siendo el candidato. Sin embargo, cuando me tocó ser intendente de Malvinas trabajé sabiendo que con los compañeros de La Cámpora también había que discutir. Hubo un ida y vuelta. Ahora podemos plantear cuestiones que antes cuando veíamos a compañeros de La Cámpora, que tenían cargos importantes, les teníamos demasiado "respeto". Hoy te das cuenta que son seres humanos como cualquiera, con los que se puede discutir y debatir.

¿Tiene algo que ver en el cambio que hayan perdido esos cargos?

No lo veo de esa forma, porque en el cierre de nuestra sección nosotros terminamos definiendo la lista de legisladores y tuvimos mucha injerencia en los cierres de los distritos. La verdad que fuimos muchas veces hombres de consulta de los compañeros que integran La Cámpora. La metodología -por lo menos hoy- es totalmente diferente a lo que pasaba antes. Hay que construir sin rencor, eso te da mucho más volumen. La diversidad también enriquece la construcción, más teniendo en cuenta para mí que generacionalmente -más allá de no pertenecer a una organización- somos pares. 

El candidato a gobernador lo tenemos que elegir entre nosotros y tiene que ser el que más mida, el que pueda ganar. No estoy de acuerdo con una PASO, sino con un candidato único, en el que los intendentes vamos a tener un rol.

¿La candidatura a gobernador se debería dirimir en una primaria?

Yo creo que el candidato debe ser el mejor de nosotros, el que más mida. Hay que tener humildad y elegir al que mejor mida, el que más carisma tenga, más llegada a la gente. No propongo dirimirlo en una PASO a nivel provincial. Ese es el rol que vamos a tener los intendentes de cara a lo que viene. Diferente de lo que será la elección presidencial que obviamente puede haber más de un candidato presidencial, eso dará mucho más volumen. Pero en la Provincia yo creo que debe haber un candidato único y nosotros debemos ponernos a disposición para volver a gobernar. Y volver de una manera mejor, con ideas más frescas, innovadoras, con una política de acercamiento a la gente.

¿Le pueden ganar en el 2019 a Vidal?

Sí, si se logran unificar los criterios y las peleas de egos personales. En algún momento yo dije que había que echar las cartas sobre la mesa y quienes tuvieran intenciones de ser candidatos debían decirlo, con nombre y apellido. Yo no quiero ser candidato y, partiendo de esa base, voy a ayudar al que tenga la voluntad de serlo. La diferencia es que muchas veces nos juntamos entre compañeros y supuestamente nadie quiere nada, pero al final todos quieren todo. Eso termina empiojando la situación.

¿Quién le gustaría que sea el candidato?

El que más mida. El mejor candidato es el que gana. A mí en el 2015 me decían propios y ajenos que no tenía posibilidades de ganarle a Cariglino. Y de hecho yo decía que era el que más medía, el que había hecho un trabajo territorial en el distrito. Todos se sorprendieron con el resultado electoral de Malvinas. Yo sabía que íbamos a ganar y por cuánto. Tenía una estrategia, una lógica. Ese es el trabajo que hay que desarrollar para adelante.

El "Tano" Menéndez es un nombre que suena como un candidato que le gustaría instalar a los ex integrantes del Fenix, mientras que también se menciona a Insaurralde.

Si el "Tano" tiene la voluntad de hacerlo va a encontrar el acompañamiento de todos nosotros. También tiene aspiraciones a nivel partidario. El mejor candidato es el que más mida. No podemos cometer el mismo error que se cometió en el 2015, cuando teníamos muchas opciones de precandidatos pero finalmente el que más medía no terminó siéndolo, por ese famoso baño de humildad. Al final terminaron disputándose dos candidatos que estaban poco instalado. Nos jugó en contra.

¿Quién tendría que haber sido el candidato?

Diego Bossio, era el que mejor imagen tenía y más conocimiento con la gente. Por razones que desconozco declinó su candidatura y después terminaron llevando dos precandidatos -Julián Domínguez y Aníbal Fernández- poco instalados en el electorado bonaerense. Yo como peronista elegí la fórmula Domínguez-Espinoza, por una cuestión de afinidad y sin tener nada contra Aníbal ni Sabbatella. Pero esa decisión terminó generando una ruptura en un frente político.

¿El fracaso en 2015 fue un error político de Cristina o también de Randazzo por no querer luego "bajar" a la Provincia?

De todos. Nuestro también, por no decir lo que había que decir en el momento justo. El que calla otorga. Hoy la situación es totalmente diferente. Opinamos y está bueno poder decir las cosas, discutirlas hacia adentro. Desconozco como era antes porque yo no era intendente, pero muchos decían que no se podía hablar. Y uno a veces por ser un dirigente de menor escala tampoco se animaba a plantear cuando veía por ejemplo hoy a mis compañeros del PJ atrás de una valla y no arriba del escenario. 

Con el diario del lunes, viendo cómo les fue en las PASO, ¿Cristina fue buena candidata o se tendría que haber insistido más en la renovación que era justamente el discurso que promovían ustedes?

Ninguno de los compañeros que se mencionaba como candidato se hizo cargo de la situación y se puso el saco. Por eso terminamos con Cristina, que era la que más votos generaba. Si nos poníamos de acuerdo antes, hasta ella lo hubiera aceptado.

Yo tenía ese discurso, pero no hubo ningún compañero que saliera a hacerse cargo de la situación. Si cualquiera de los compañeros hubiera salido a ponerse el saco de candidato, hasta ella lo hubiera aceptado.

¿A quiénes se refiere?

Magario, Insaurralde, Randazzo, cualquiera de ellos. Yo repetía una frase trillada y me miraban como si fuera un tonto: "De los laberintos se sale por arriba". La pelea de egos de dirigentes se resuelve charlando, tomando un café, sacando en limpio el objetivo principal que era lograr la unificación y ganar la elección. Cuando eso pasó ya estábamos sobre la hora, con Cristina como la figura que generaba la mayor cantidad de votos y con una cuestión de ego importante encima.

Habla del ego de Cristina.

Del de todos. Porque si se hubieran sentado a charlar antes, se hubiera definido un candidato único. Si Randazzo se sentaba dos o tres semanas antes del cierre de listas, tal vez era el candidato de Unidad Ciudadana. Ahora las cartas ya están echadas, la elección ya pasó. Nos remitimos a este resultado en una elección en la que el peronismo va fraccionado y donde pasó a ser más que de tercios a cuartos, hasta dándole volumen a la izquierda y si volvemos a la duda inicial -sobre si Cristina era la mejor candidata- yo creo que se termina demostrando que sí, porque se ganó la elección.

Pero si Cristina llega a perder contra Esteban Bullrich en octubre, ¿no sería una derrota muy fuerte? 

Yo creo que si eso sucediera, se perdería contra la marca Cambiemos. Bullrich es el candidato virtual, el que va a ir al Senado, pero lejos de eso la campaña la encabezó la gobernadora, que en las últimas dos semanas antes de las PASO dijo que se iba a dedicar a la gestión pero se paseó por todos los canales habidos y por haber. Remontó la elección aprovechando su buena imagen y la empatía que tiene con el ciudadano bonaerense.

¿Cómo es la relación con la gobernadora?

Cordial. Tiene sus altibajos en la comunicación, pero siempre fue respetuosa. Hay algunas cuestiones en las que nos vemos relegados por no pertenecer a un mismo partido político, es natural. Sin embargo, hay cosas que se lograron por el trabajo conjunto, por ejemplo el Fondo de Infraestructura Municipal, que nació de una negociación, cuando muchos legisladores no querían aprobarle el presupuesto. Los intendentes hablamos con muchos legisladores porque queríamos que tuviera presupuesto. Muy distinto es el reparto -que fue cuestionado en su momento- discrecional de los adelantos del Tesoro Nacional. Hay intendentes de un color político que recibieron mas que nosotros. Es parte de las reglas del juego, pero muchas veces lo discursivo de Cambiemos no es acompañado en las acciones.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
14
Acertadisimo analisis del Intendente de Malvinas Argentinas, como militante del peronismo de la ciudad de La Plata comparto su vision acerca de la Unidad y Renovacion del Peronismo y la construccion de un frente electoral amplio.
13
Si no hay internas, quienes son los candidatos?
12
No quieren definir por internas sino por «el que más mide» ¿quién va a definir el que más mide?¿Artemio López?
11
Dios te oiga y nos podamos volver a juntar sería bueno para el país tener un gobierno más justo y humano fuerza leo
10
Vamos leo! Fuerza León,muy claras tus palabras! Abrazo peronista
9
Leo hay que trabajar para unir al peronismo mas alla de quien sea la figura, que termine llendo a la cabeza de la boleta. Eso te lo re banco!!!
8
Dios te oiga y nos podamos volver a juntar sería bueno para el país tener un gobierno más justo y humano fuerza leo
7
Dios te oiga y nos podamos volver a juntar sería bueno para el país tener un gobierno más justo y humano fuerza leo
6
El peronismo tiene un nuevo filósofo, muy buena construcción de discurso señor nardini, ahora expliquemé en caso de que vuelvan al poder, que van a hacer con los miles de vagos que crearon en los años anteriores? les vamos a volver a dar de comer gratis o vamos a crear trabajo genuino y obligarlos a laburar? porque el pejota es así, siempre discutiendo y filosofando sobre el ego de los candidatos y quien gana quien pierde, pero se olvidan que se les paga un sueldo para que gestionen y organicen un país.
5
Otro payaso más para el circo peronachista/KKista.