Aerolíneas06.09.2017(2)
El gobierno licitó rutas "low cost" y los gremios pararon Aeroparque y Ezeiza
LPORealizaron asambleas contra la audiencia pública para la entrega de vías aéreas. Hubo 7 empresas que pidieron 503 rutas.

Una protesta de cinco gremios aeronáuticos contra el ingreso de las aerolíneas low cost provocó cancelaciones y demoras en Ezeiza y Aeroparque, y los vuelos recién comenzaron a normalizarse a media tarde. El gobierno realizó una audiencia pública para adjudicar nuevas rutas aéreas y desde el Ministerio de Transporte informaron que recibieron pedidos de siete compañías para explotar 503 rutas comerciales.

Desde primera hora, los sindicatos realizaron asambleas en sus lugares de trabajo, lo que derivó en falta de personal en las áreas de despacho de equipajes y confirmación de pasajes, entre otras. Cerca del mediodía las demoras derivaron en varios vuelos que fueron cancelados en Aeroparque, mientras en Ezeiza había demoras y reprogramaciones.

Antes del mediodía, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, pero la  medida fue desconocida por la dirigencia gremial con el argumento de que no estaban realizando "medidas de fuerza, sino una asamblea".

La medida fue convocada por los sindicatos APTA, APA, UPSA, APLA y UALA y coincidió con la realización de una audiencia pública para la entrega de rutas aéreas a las empresas de la modalidad denominada low cost. Los gremios también tenían planeado movilizarse hacia el Teatro de la Ribera, en el barrio porteño de la Boca, donde se realizó la audiencia.

En un comunicado, los aeronáuticos denunciaron ayer que el otorgamiento de nuevas rutas aéreas "asfixia financieramente" a las empresas locales, a las que "les cercena desmesuradamente sus ingresos".

Además, indicaron que la apertura aerocomercial beneficia "en forma indiscriminada a numerosos nuevos explotadores a los que le otorga cientos de nuevas rutas superpuestas con las operadas por empresas nacionales". Advirtieron que esta expansión de la actividad aérea "no podrá ser soportada por nuestro colapsado sistema de seguridad operacional de tráfico y control aéreo".

"Esos nuevos empresarios aerocomerciales tampoco quieren, como UBER, cumplir con nuestras leyes laborales: flexibilizan las normativas de seguridad aérea en sus empresas, se niegan a subscribir Convenios colectivos, pagan salarios mínimos y precarizan a sus trabajadores", agrega la declaración de los gremios. 

Por su parte, secretaria general de la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Empresas Aerocomerciales (ATCPEA), Paula Marconi, afirmó que el Gobierno nacional "sentencia de muerte al sistema aeronáutico por la ausencia de controles y de una política justa para la llegada de más líneas aéreas". A su vez, acusó al Estado "por generar un colapso en el sistema de aeronavegación que pone en riesgo la vida de los pasajeros".

En cuanto a la audiencia pública de esta mañana, Marconi dijo que "entre las rutas solicitadas se encuentran pedidos irrisorios como 7 vuelos semanales ida y vuelta desde Buenos Aires, Córdoba y Rosario a Isla de Sal en Cabo Verde, lo cual muestra la poca seriedad con la que llegan estas empresas".

La Audiencia

El Ministerio de Transporte informó que se presentaron pedidos de siete empresas para la explotación de 503 rutas aerocomerciales de cabotaje e internacionales.

Con un comunicado, la cartera de transportes indicó que "las siete empresas que presentaron sus pedidos para explotar vuelos regulares de pasajeros son: Buenos Aires International Airlines; Grupo Lasa; Just Flight S.A.; Norwegian Air Argentina; Servicios Aéreos Patagónicos S.A.; Polar Lineas Aéreas; y Avian, que amplía lo solicitado en la audiencia anterior". El parte oficial destaca que "en total se solicitan 203 rutas de cabotaje y 300 internacionales. A estas rutas de pasajeros se le suman 7 rutas de cargas solicitadas por Polar. Dos empresas más, Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos S.A. y Argenjet, presentan pedidos para volar servicios no regulares".

"Las empresas declararon que en los próximos cuatro años invertirán 6.885 millones de pesos y generarán más de 10.000 empleos directos y más de 73.500 empleos indirectos", destaca la información oficial.

La Junta Asesora de Transporte Aéreo (JATA) dictaminará la conveniencia y utilidad pública de otorgar la concesión tras un análisis exhaustivo de lo que se presente en la audiencia pública N° 219 y de la capacidad actual y los índices de ocupación de las distintas rutas solicitadas.

El Ministerio remarcó que "el pedido para operar nuevas rutas se da en un contexto de fuerte crecimiento del sector aéreo. Durante el mes de julio volaron 1.184.000 pasajeros dentro del país, récord histórico para el transporte aéreo argentino. Al mismo tiempo crecieron los pasajeros entre ciudades del interior y ciudades del exterior sin pasar por Buenos Aires con un aumento del 105% respecto de 2015 y del 36% respecto de 2016". "El mes de agosto presentó un crecimiento del 16% en cantidad de pasajeros de cabotaje respecto del mismo mes del año pasado. Este crecimiento fue principalmente federal: los aeropuertos que más crecieron fueron Paraná, con un aumento de 219%; La Rioja, con 91%; Corrientes, con 84%; Trelew, con 81% y Mar del Plata, con 80%", concluye el parte oficial.  

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
siempre los "gremios argentinos" están en contra de lo que beneficia a la gente. Los gremios son gran parte del monstruoso "coste argentino" porque tienen una concepción parasitaria y monopolica de su accionar.
1
Esas "empresas" también son empresas incorporadas en Argentina, por lo tanto son argentinas.