brasil18.05.2017(2)
La crisis de Brasil podría complicar la actividad y la nueva deuda que quiere tomar Caputo
LPOCada dos puntos que cae Brasil, la Argentina cae medio. El aspecto financiero es el flanco más vulnerable.

La gravísima crisis institucional que vive Brasil que ingresa en territorio inexplorado con la posible caída del presidente Michel Temer, tendrá un impacto directo en la Argentina, que tiene al gigante de Sudamérica como su principal socio comercial. Esa es la conclusión de los analistas, que sólo difieren sobre la magnitud del golpe. 

El sacudón fue inmediato: Este jueves se desplomó a la bolsa de Sao Paulo y atrás, el Merval. En efecto, Petróleo Brasil en el Merval cayó 11,47%, Petrobrás Argentina (PESA) un 2,12% y Siderar 3,06%, arrastrando al mercado porteño.

El alcance de la crisis política de Brasil no se conoce. De momento, advierten que el flanco financiero es el más vulnerable. Por ende, en las pizarras de la City porteña el dólar saltó de $15,95 a $16,30.

Por eso, en lo inmediato los analistas advierten que el flanco financiero es el más vulnerable, ya sea para el financiamiento de la deuda externa que se vería afectado por una suba de la tasa de interés, como para el financiamiento de proyectos. La nueva deuda de 20.000 millones de dólares que el ministro Caputo tiene autorizada, puede que tenga que esperar unas semanas a que los mercados se calmen antes de concretarse.

Como suele suceder cada vez que se huele crisis en la Argentina, los inversores corrieron a refugiarse en el dólar. En las pizarras de la City porteña el dólar saltó de $15,95 a $16,30, una suba del 2,3% en media jornada. Mientras que el real cayó 9%.

Para  el economista Dante Sica, la crisis política de Brasil puede frenar la incipiente recuperación de la economía, que esta semana había festejado su primer recuperación importante en tres años. Y para Marcelo Elizondo, la fuerte caída que se dio en la jornada del real y que podría continuar al ritmo de la crisis política, agrava los problemas de competitividad para las ya muy golpeadas exportaciones argentinas.

Con un agravante: En Brasil ya se instaló la idea de que el gobierno de Temer está terminado, más allá de que aún no está claro cual será la modalidad de ese desenlace, que debe transitar no pocos interrogantes constitucionales y políticos. Nunca Brasil se enfrentó a una situación como la actual. Pero la implosión de la administración actual ya se cobró dos víctimas de fuerte impacto económico: Las estratégicas reformas del sistema de pensione y del régimen laboral, quedaron suspendidas, según se informo desde el propio bloque oficialista porque no están dadas "las condiciones políticas".  

Por eso, este escenario no sólo es una mala noticia para la estabilidad económica de Brasil -que en el primer trimestre había crecido 1,12% marcando aparentemente el piso de la recesión- sino también para la economía argentina, muy sensible a los altibajos de su vecino.

Este jueves en el mercado de futuros del Rofex escalaba 50 centavos a $19,97 para los contratos de diciembre de 2017.

Marchas este jueves en San Pablo y otras ciudades de Brasil, reclamando la renuncia de Temer.

El ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, participó este jueves de un evento organizado por Oracle, en el que vaticinó que hacia fin de año el dólar se ubicará en la zona de $17 a $17,20. En este encuentro al que fue convocado para dar un panorama de los desafíos económicos del Gobierno, remarcó que la recuperación económica de Argentina "tendrá forma de L", es decir que será un crecimiento muy moderado.

"Quizá lo de la forma de L es un poco exagerado: Ni la recesión fue tan abrupta ni la recuperación va a ser tan lisa. Pero sí va a ser gradual porque la estrategia de corrección de los problemas de la economía es gradual", dijo a LPO Fausto Spotorno, economista en jefe de la consultora Orlando Ferreres.

El dólar futuro subió a $19,97 a diciembre. Sin embargo, según Martín Redrado el dólar hacia fin de año se ubicará en la zona de $17 a $17,20

Su consultora ayer difundió un documento con su índice de producción industrial en el que computaba un crecimiento del sector en Argentina del 2% interanual en abril (con una caída del 1,8% interanual en el primer cuatrimestre), pero sin contar con el apoyo de Brasil ni para la evolución actual ni para el desempeño futuro.

La consultora de Dante Sica explicó en su momento que cada dos puntos que cae el PBI de Brasil, el de Argentina sufre una caída de medio punto. Por eso es tan grave que la nueva crisis política del vecino país, corte la tenue recuperación que empezaba a darse en el economía brasileña.

"La economía argentina quedó muy pero muy dañada después del kirchnerismo porque el PBI potencial, o sea la capacidad de crecimiento de la economía, quedó estancado y hoy no se puede salir disparado de la recesión como en 2003. Y si bien hay una alta capacidad ociosa, buena parte de esta no es competitiva. Se hundió mucho capital en sectores no competitivos", agregó Sportorno, para explicar porque la Argentina es vulnerable.

"A esta altura del partido es preciso predecir si el recrudecimiento de la crisis política de Brasil puede cargarse al crecimiento incipiente de su economía, pero es poco probable porque fue crecimiento que se logró en un contexto ya bastante precario. Lo que sí es posible es que los mercados se asusten más de lo que ya reaccionaron hoy y esto traiga problemas de crédito para Brasil, lo que en un mediano plazo puede afectar su demanda de importaciones de Argentina", consideró el economista.

Consultado sobre el impacto financiero para Argentina, Spotorno respondió: "Cuando hablo con inversores extranjeros ponen a la Argentina en el grupo de Chile y Colombia y no en el de Brasil. No sé cómo nos identifican más con esos países, pero ellos los ven así, por lo que no creo que -más allá del a turbulencia- se encarezca el financiamiento para Argentina".

"El congelamiento del gasto nominal y otras medidas tendientes a organizar la economía ya dieron su primer fruto y considero que los empresarios mientras vean que hay una continuidad de la racionalidad y no del populismo, no van a revertir sus apuestas. Puede ser Marina da Silva, Lula o incluso ahora mencionan a Fernando Henrique Cardoso, un excelente ex presidente que ahora ya es un señor mayor", analizó Spotorno sobre el futuro de Brasil y concluyó: "En materia de economía ya vienen de Guatemala y no creo probable que vayan a Guatepeor".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Nueva deuda , la actividad económica no para de caer , la deuda no para de subir , el retraso cambiarlo es insostenible , la bola de lebacs una bomba en potencia , suben las tasas no para bajar la inflación , las suben para evitar la corrida , a quien se le ocurre que con tasas arriba del 25 % vas a tener una baja en la inflación? El costo del capital de trabajo no te lo permite . Esto no tiene un final feliz,
1
Bueh, ya tenemos una nueva excusa de por que no llega el segundo semestre