Justicia18.04.2017(1)
El Gobierno quiere nombrar al encargado de las escuchas en el juzgado de Oyarbide
LPOEs Juan Rodríguez Ponte, hijo de un intendente de Cambiemos y cercano a Lorenzetti y Lijo.

El gobierno de Mauricio Macri pretende que el encargado de las escuchas quede al frente del juzgado federal que ocupó hasta el año pasado Norberto Oyarbide. El elegido es Juan Tomás Rodríguez Ponte, quien hace poco quedó en la mira por la difusión de los audios de las conversaciones de Cristina Kirchner.

El concurso para cubrir el vacante Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nº5 (que actualmente subroga el juez Marcelo Martínez de Giorgi) se realizó a fines del año pasado y hubo unos 70 aspirantes. Uno de ellos fue Rodríguez Ponte, quien también estaría en condiciones de ocupar el juzgado federal Nº2 de Lomas de Zamora ya que tiempo concursó y quedó en primer lugar.

Según supo LPO, en la Casa Rosada ya tienen decidido que Rodríguez Ponte (que según las fuentes tiene una formación judicial muy sólida) quede a cargo de ese juzgado clave, uno de los doce de la Capital Federal donde tramitan las causas de corrupción.

Rodríguez Ponte es el actual director ejecutivo de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial. Anteriormente conocida como la "Ojota", es la oficina encargada de las escuchas judiciales, que el año pasado Macri sacó de la órbita de la Procuración General de la Nación (que estaba a cardo desde que Cristina se la quitó a la Side) y pasó a la Corte Suprema.

Esa dirección está a cargo de los camaristas Martín Irurzun (Capital Federal) y Javier Leal de Ibarra (Comodoro Rivadavia), designados en 2016 por Ricardo Lorenzetti. A comienzos de este año, sus mandatos fueron prolongados por tres años por un decreto de necesidad y urgencia de Macri. Ese DNU todavía no tiene el aval de la bicameral de trámite legislativo del Congreso, aunque la oposición tampoco tiene los votos para derogarlo.

 Rodríguez Ponte (primero desde la izquierda) junto a Lorenzetti

La semana pasada, Lorenzetti se mostró junto a Irurzun y Rodríguez Ponte en la firma de un convenio con el ministro de Justicia, Germán Garavano. Irurzun venía de definir la reapertura de una causa contra la enemiga pública número uno del presidente de la Corte, Elisa Carrió.

El vínculo de Rodríguez Ponte con Lorenzetti se da también a través del juez Ariel Lijo, muy cercano al presidente de la Corte. El actual director de la oficina de escuchas fue durante años el secretario del juzgado federal que ocupa Lijo.

Su elección para ser juez federal no hace más que ratificar la alianza de Macri con Lorenzetti, tan cuestionada por Lilita Carrió.

Rodríguez Ponte además tiene un vínculo directo con Cambiemos. Su padre, José Rodríguez Ponte, es intendente de la localidad bonaerense de General Lavalle, cargo al que llegó en la boleta de la alianza oficialista.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Escuchas sin orden judicial. Nixón un monaguillo al lado de esta banda de escucahdores sin pudor.