Magistratura30.03.2017(2)
Macri tuvo sus primeras victorias importantes en la Magistratura
LPOSe activó la destitución de Freiler y el oficialismo nombró a los jueces electorales de La Plata y Río Gallegos.

 El kirchnerismo entró en zona de alarma este jueves, cuando el Gobierno logró los tres objetivos centrales que se había trazado para la sesión del Consejo de la Magistratura.

Luego de meses de trabajo, finalmente Juan Bautista Mahiques, el hombre del Poder Ejecutivo en el Consejo, logró reunir los votos necesarios para destituir al camarista Eduardo Freiler, uno de los jueces más cercanos a Cristina Kirchner.

En lo formal, hoy se constituyó la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo y resolvió por una mayoría amplia de siete votos citar a Freiler para que formule su descargo frente a las acusaciones que acumula. Puso en marcha así el eventual proceso de juicio político, en este caso por mal desempeño y enriquecimiento ilícito.

Para destituirlo hacen falta nueve votos y Mahiques cuenta formalmente ocho, los seis del oficialismo y los dos de los jueces Luis Cabral y Leónidas Moldes. Falta uno, pero ya está hablado, confirmaron a LPO fuentes del Gobierno: El académico kirchnerista Jorge Candis, se ha comprometido a apoyar la destitución.

Freiler tiene que presentarse ante la Comisión de Acusación el próximo 18 de abril a las nueve de la mañana, en un trámite que es equivalente a una indagatoria. Pero no sería extraño que antes o después de ese paso renuncie.

El camarista sabe que el Gobierno ya tiene los votos para ejecutarlo y someterse a un juicio político equivaldría a perder la jubilación, más sufrir meses de escarnio público, cuando se vayan ventilando las cuantiosas pruebas en su contra. El Gobierno sentó además con la salida de Oyarbide la doctrina de aceptar las renuncias de los jueces.

El académico kirchnerista Jorge Candis se habría comprometido a votar la destitución de Freiler.

Freiler acumuló numerosos enemigos de peso, siendo no menores el grupo Clarín y la comunidad judía, que no le perdonan su actuación en los casos Papel Prensa y el fallido memorándum con Irán.

Kirchnerismo en crisis

Pero no fue la única derrota que este jueves negro que vivió el kirchnerismo. El oficialismo también consiguió que se apruebe la designación de Juan Manuel Culotta como juez subrogante del estratégico Juzgado Electoral de La Plata, que tendrá a su cargo las elecciones legislativas de octubre.

Culotta, juez federal de Tres de Febrero, es cercano al oficialismo quedará a cargo del juzgado hasta el 30 de noviembre de este año y luego se iniciará el proceso para elegir al magistrado definitivo. Se trata de una derrota política gravísima para Cristina, que todavía medita la posibilidad de presentarse como candidata por la provincia de Buenos Aires.

De la misma intensidad fue la derrota en el terruño que sufrió el kirchnerismo. Mahiques logró que el juez Aldo Suárez subrogue las competencias electorales del vacante juzgado federal de Río Gallegos hasta que pasen las elecciones o se elija un magistrado.

El diputado kirchnerista Rodolfo Tahillade.

Esta sucesión de malas noticias, activó al diputado camporista Rodolfo Tahillade que lanzó una encendida diatriba contra el gobierno al que acusó de "apretar" a los jueces, mientras miraba a Mahiques.

El joven representante del Poder Ejecutivo, bien asesorado, optó por dejarlo hablar sin darse por aludido, total lo importante ya había ocurrido.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Olvidate yosi, kukaracha, los que hacian trampas eran ustedes y ya no van a volver. palabra!!!
1
igual las urnas van a explotar contra macri
si hacen tranpas, saldremos a las calles.