Campo21.03.2017(2)
El Gobierno busca aprovechar la crisis de Brasil para recuperar mercados para la carne
LPOVarios países suspendieron sus importaciones de Brasil por el escándalo de la carne podrida.

Ni al director de la película "El Patrón", protagonizada por el actor Joaquín Furriel en 2015, se le hubiera ocurrido que en estos tiempos, donde los controles sanitarios son mucho más estrictos, podría ocurrir algo parecido al caso real que retrató el filme.

Es que en "El Patrón" se narra la historia de un hombre de origen santiagueño, trabajador rural que llega a Buenos Aires y es obligado (además de ser mal tratado) por el propietario de una carnicería a vender carne podrida y maquillada con químicos para disimular su mal olor.

La cuestión es que ese caso que sacudió a la opinión pública argentina hace 34 años, volvió a repetirse en la realidad en una dimensión mucho mayor. Más puntualmente en Brasil donde los principales frigoríficos quedaron envueltos en un escándalo de magnitud internacional.

La operación "Carne Débil", como la bautizó la justicia brasileña, no es una denuncia al pasar: Llevo dos años de investigación y abarcó a siete estados del gigante sudamericano. 

Se trata, en rigor, de la denominada operación "Carne Débil" que la Policía Federal brasileña dio a conocer días atrás en la cual un grupo importante de empresas del sector adulteraban la carne que luego vendían en el mercado interno y externo.

No es una denuncia hecha al azar, sino un operativo de investigación que llevó dos años y que incluyó siete estados de Brasil que estarían involucrados en una extensa red de sobornos en la que aparecen implicados decenas de inspectores del principal organismo sanitario.

La movida de la Policía involucró a unos 1100 efectivos para hacer cumplir 309 oficios judiciales, de los cuales 27 corresponden a prisión preventiva y 11 a prisión temporaria. Además, los investigadores aseguran que parte de los retornos se destinaban a partidos políticos.

Repercusión local

Entre las empresas mencionadas en utilizar estas prácticas delictivas se encuentran los gigantes frigoríficos BRF y JBS, que figuran entre las mayores exportadoras mundiales de carnes, aunque, por supuesto, sus directivos negaron que las acusaciones sean ciertas.

En este sentido, la información tuvo de inmediato repercusiones en el ámbito local dado que JBS y BRF tienen actividades en la Argentina (JBS con la marca Swift y BRF con Vieníssima y GoodMark) y podría afectar el nivel de empleo que generan en sus plantas.

Para tener una idea del impacto de la movida, JBS es el mayor exportador de carne vacuna del mundo con ingresos que se ubican en el orden de los u$s 55.000 millones y exportaciones a un total de 150 países (casi la mitad del mundo).

El ministro de Argicultura, Ricardo Buryaile, quiere aprovechar el caso para recuperar mercados.

En diálogo con LPO, Silvio Etcheún, secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Carne (SIGBA), consideró que "esto que pasó en Brasil nos tendría que favorecer porque nos da la oportunidad de captar mercados que ellos puedan perder".

"Podríamos colocar novillos especiales que abundan en la Argentina y nos permitiría reabrir plantas que aún hoy permanecen cerradas por la crisis del sector que causó el kirchnerismo", se entusiasmó el sindicalista enfrentado al ex secretario Guillermo Moreno.

Un gigante golpeado. Brasil es el mayor exportador mundial de carne bovina y aviar y el cuarto en carne porcina con ventas que, combinadas entre los tres, representan más del 7% del comercio global del sector cárnico.

En tanto, consultado acerca de si en la Argentina podría ocurrir algo similar a lo de Brasil, Etcheún señaló que "los controles del Senasa en el país han mejorado muchísimo en este último año y medio cambiando normativas en la parte de comercialización".

"Tenemos que aprovechar esta oportunidad para empezar a sacar provecho del castigo que le impondrán a Brasil", agregó un funcionario argentino que dialogó con LPO.

Es que, si bien la Argentina prácticamente desapareció del mercado internacional de carne vacuna por las políticas kirchneristas que desalentaron la exportación, se prevé que en los próximos años pueda recuperar su histórico nivel de exportaciones a medida que aumente el stock ganadero.

La posibilidad que se menciona en los pasillos del Ministerio de Agroindustria, donde no están hablando en on sobre el tema por obvias razones diplomáticas, es poder reinsertar al país en el mercado cárnico para que, cuando estén dadas las condiciones biológicas, ganar compradores.

De hecho, las autoridades del gobierno de Brasil ya recibieron diversas notificaciones de países como China, Corea del Sur y Chile en la que se informaba la suspensión "por tiempo indeterminado" de sus importaciones de carne.

Algunos analistas afirmaron que, a partir del escándalo en Brasil, la Unión Europea (UE) podría frenar la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con el Mercosur. Sin embargo, los mismos funcionarios con los que dialogó este medio desestimaron que el caso pueda afectar a la región.

Lo cierto es que, tras la intervención kirchnerista en el mercado, actualmente la Argentina continúa muy lejos en el ránking de exportadores mundiales con alrededor de 200.000 toneladas por año detrás de Uruguay, Paraguay, México y, por supuesto, Brasil.

En 2005 el país se ubicaba en tercer lugar con casi 800.000 toneladas de carne exportadas por año, al tiempo que el stock ganadero, si bien muestra signos de recuperación, está lejos de alcanzar las 60 millones de cabezas que había en 2008 (hoy hay alrededor de 53 millones).

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Tendríamos que reproducir más vacas, muchas, hasta que se caigan al mar.
Así los argentinos tenemos carne barata, pero no!!
Se va todo para afuera.
1
Sonamos!!!!
Va a volver a dispararse el precio de la carne!!