Corrupción16.03.2017(0)
Scioli declaró ante el fiscal Garganta y justificó el alquiler de aviones privados
LPO (La Plata)Además, negó favorecer a un empresario que recibió obras durante su gobierno.

Daniel Scioli declaró hoy de manera "informativa" ante la justicia de La Plata y aseguró que "jamás" incidió en las contrataciones de sus ministerios. Además, negó las acusaciones por lavado de activos y defraudación a la administración durante su gestión como gobernador bonaerense.

El ex motonauta evitó declaraciones a la prensa y poco antes de ingresar a los tribunales se encontró un escrache de familias que sufrieron la inundación de 2013.

Scioli fue llamado a declarar esta mañana por el fiscal platense Alvaro Garganta luego de que el 9 de febrero pasado el ex candidato presidencial por el kirchnerismo llevara a la justicia una extensa presentación en la que se desvinculó de las irregularidades que se investigan.

Scioli y algunos de sus ex funcionarios están acusados de graves delitos. Entre ellos asociación ilícita, lavado de activos y administración fraudulenta, incumplimiento de los deberes de funcionario público, negociación incompatible con el ejercicio de la función pública.

Durante tres horas Scioli sostuvo que durante su paso por el máximo estamento provincial "jamás" incidió para que algún ministerio contrate a una empresa o le adjudique a una persona alguna obra y justificó el uso de vuelos privados.

Según el testimonio, al que pudo acceder LPO, el ex gobernador indicó que durante su gobierno buscó "en todo momento, la plenitud y la independencia de funciones de los organismos de control, antes, durante y después de los que son las decisiones de los actos de gobierno".

El fiscal Garganta lo consultó sobre su relación con Juan Carlos Mancinelli, presidente de una empresa que recibió varias adjudicaciones durante la gestión Scioli, el ex gobernador dijo que lo conoció "cuando me fui a vivir ahí (a Tigre) en el año 2007" y que "era un empresario que venía trabajando desde el año 2002 en Nordelta".

"A partir de ahí -agregó- tomé conocimiento por los medios de que se lo presentaba a Mancinelli como el Lázaro Báez mío, y que había vaciado ABSA", la empresa estatal dedicada a proveer el servicio de agua y cloacas en toda la provincia.

En ese sentido Scioli dijo que "jamás Mancinelli se inscribió como proveedor y jamás hizo una obra para ABSA" y afirmó que "nunca mezclé lo personal con lo funcional, a punto que en la administración mía, tuvo una ínfima participación como proveedor de la Provincia".

Mancinelli está bajo la lupa porque obtuvo la licitación para la construcción de paradores turísticos en la costa bonaerense y también logró la licitación para limpiar un tramo del río Luján, que le cotizó al gobierno de Scioli en $16,5 millones.

También fue inquirido por el fiscal sobre los vuelos privados durante el final de su administración. Sobre este punto la justicia sospecha que fueron viajes de la campaña presidencial disfrazados de salidas oficiales, Scioli explicó que el uso de aviones que no fueran de la flota del Estado provincial se decidió tras "dos episodios concretos" que vivió.

El ex gobernador relató que uno de esos episodios ocurrió durante su mandato como vicepresidente, cuando le asignaron un avión Lear 25. Scioli explicó que decidió no subirse más por la antigüedad que tenía y relató que "desgraciadamente días después se precipitó a tierra y se mataron todos". El segundo episodio tuvo que ver con un avión recuperado por la policía en un operativo narco en el que Ricardo Casal y María del Carmen Falbo protagonizaron un accidente.

"Todo ello me generó, una inseguridad absoluta", explicó Scioli y aseguró que "en este marco es que se hacían los viajes contratados con esas empresas, porque la otra opción era comprar un avión nuevo que valía 12 millones de dólares, y por estar encarando el tramo final de mi mandato se optó por el sistema de alquilar".

Finalmente aclaró que "nunca" tuvo "ningún tipo de injerencia" para determinar la empresa que se contrataba para los vuelos, ya que, según dijo en el testimonio, "el mecanismo de contratación estaba dentro de la órbita de la Unidad Gobernador".

En la causa en la que declaró hoy Scioli están procesados su ex ministro de Desarrollo Social, Eduardo Aparicio, su ex Jefe de Gabinete, Alberto Pérez; el ex subsecretario Administrativo de la Jefatura de Gabinete, Walter Carbone, y varios ex funcionarios de segunda del ministerio de Infraestructura bonaerense, entre otros.

La denuncia contra Scioli y su equipo de gobierno fue presentada en junio del año pasado en la justicia platense por la diputada nacional Elisa Carrió, y la causa cayó en la UFI 11 a cargo del fiscal Garganta, bajo la carátula "lavado de activos y distintas defraudaciones a la administración pública". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.