Crisis Láctea08.03.2017(0)
Ahora SanCor dice que cerró las plantas por "problemas climáticos"
La empresa evitó mencionar el rechazo del Gobierno a un nuevo salvataje de la empresa.

La cooperativa SanCor afirmó este miércoles que por "diferentes circunstancias", como las adversidades climáticas y cuestiones de mercado, "decidió la suspensión de actividades en algunas de sus instalaciones industriales". En rigor se trata de al menos seis plantas las que se encaminan al cierre.

Se trata de una drástica decisión que se tomó luego que el Gobierno se negara a darle un nuevo salvataje a la mayor cooperativa láctea del país, que está hundida por el peso de su deuda y su pésimo manejo empresario.

Sancor ya cerró cuatro plantas y dos mas peligran. Ya se perdieron 500 puestos de trabajo y un número similar está en riesgo, lo que motivó la reacción del gremio de camioneros que conduce Pablo Moyano, que se acercó hasta la empresa.

En un comunicado, la compañía confirmó que "se encuentra trabajando en el desarrollo de diversas líneas de acción para afrontar de manera cabal los desafíos que se le presentan, en el proceso de reconversión y reestructuración iniciado tiempo atrás".

No obstante, indicó que "no se ampliará información" al respecto "por razones de estricta confidencialidad y atento a la prudencia necesaria en el cierre de las distintas gestiones y negociaciones en marcha". 

"Diferentes circunstancias vienen afectando en forma severa la actividad del sector lácteo nacional en general y la de SanCor en particular", subrayó la empresa.

Al respecto, destacó las "cuestiones de mercado (tanto el doméstico como el internacional); el clima adverso (con inundaciones que golpearon en forma recurrente las principales cuencas productivas); problemas de infraestructura, que impiden sobrellevar de mejor manera los contratiempos; y desfasajes en los costos que hacen al funcionamiento del sector".

En consecuencia, "la remisión de leche a nuestras plantas industriales ha disminuido considerablemente en los últimos días por lo que la Cooperativa decidió la suspensión de actividades en algunas de sus instalaciones industriales".

"En función de cierta información errónea que circula en los medios de comunicación sobre los porcentajes acordados en la última pauta salarial, la Cooperativa manifiesta que los acuerdos no son facultad de SanCor ni de ninguna compañía en particular, y se realizan en el ámbito de la cámara empresarial respectiva", agregó la compañía en lo único que pareció una respuesta -disfrazada- al Gobierno.

Es que desde la Casa Rosada afirmaron que no era lógico seguir asistiendo a la cooperativa mientras negociaba aumentos de cerca del 40 por ciento.

En ese sentido, SanCor precisó que "el porcentaje del aumento acordado por el Centro de la Industria Lechera (CIL) fue del 13,9 por ciento". 

Crisis estructural

Las plantas suspendidas son las de las localidades de Brinkman, Charlone, Moldes y Centeno (Santa Fe), donde los encargados recibieron la orden de no recibir materia prima. Y no serían las únicas: la empresa busca bajar de 15 a 9 establecimientos en operación y achicar la nómina de 4.000 a 2.500 trabajadores. De ahí que aún peligran los puestos de otras 1.000 familias.

El directorio de SanCor busca un nuevo comprador o alguna forma de auxilio financiero para contener la deuda que contrajo y que se desmadró por la capitalización de intereses impagables. La caída de actividad a la mitad, provocada por las inundaciones en la cuenca lechera de Córdoba y Santa Fe, aceleró la necesidad de reestructuración.

Dos semanas atrás, se reunieron los directivos de SanCor con el presidente Macri fue en la Casa Rosada. Según informó Clarín, le habrían presentado un plan de reestructuración y un pedido de auxilio financiero por $4.000 millones.

El Gobierno se negó porque consideró irresponsable de parte de la empresa convalidar un 40% de aumento en los sueldos, complicando al resto de la industria, luego de haber necesitado desprenderse de su línea de postres y yogures y flanes para recapitalizarse. También les habría recordado que ya les habían prestado $250 millones.

Ahora, la láctea de Santa Fe y Córdoba negocia otro crédito por 450 millones de dólares con distintos bancos para capear la crisis, sin aportes del Estado.

La cooperativa emplea a un total de 3.987 personas, con un sueldo promedio de bolsillo de $ 40.000.



Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.