Mujeres08.03.2017(2)
Histórica movilización de mujeres copó Plaza de Mayo y las principales ciudades
LPOReclamaron igualdad salarial, combatir la violencia de género y legalizar el aborto. Incidentes en la Catedral.

"Hoy paramos el mundo", rezaba el cartel de una de las manifestantes que participaban de la movilización por el día de la mujer. Es 8 de marzo y mujeres de todo el mundo convocaron por primera vez a un paro mundial desde el movimiento que nació en Argentina: #NiUnaMenos.

 Aborto, salario igualitario, terminar con la violencia de género y justicia para las víctimas fueron los reclamos que más presentes. Las mujeres y algunos hombres sueltos, lo llevaban en carteles, lo pedían a los gritos y algunas hasta habían escrito las consignas en el cuerpo.  

A las 3 de la tarde ya se podía ver llegar las primeras mujeres que se concentraban en el Congreso. El color violeta elegido para la manifestación teñía la multitud.

Como ocurrió en la histórica marcha contra Trump al otro día de su asunción en Washington DC, las mujeres volvieron a sorprender con su frescura y creatividad para manifestarse.

Si bien en la marcha no hubo una consigna política clara, si pudieron observarse distintos espacios políticos y gremiales. Las banderas de izquierda predominaron y opacaron la jornada al final del tarde, cuando cumplieron su ritual de armar fogatas frente a la Catedral como reclamo a la legalización del aborto. No conformes con eso, agredieron a los camarógrafos que registraban la escena y se trenzaron con un joven que irrumpió con la bandera del Vaticano. 

La marcha había transcurrido sin violencia. A las 17, un grupo de 25 mujeres vestidas de violeta comenzaron a caminar por los alrededores de la Plaza de Mayo, con puños arriba y algunas de ellas emocionadas. Hasta esa hora, en la plaza había varios espacios vacíos, puesto que el grueso de los convocados todavía se encontraba en camino desde el Congreso.

Otro grupo de mujeres, vestidas de negro animaban los espacios vacíos bailando las canciones antimachismo que sonaba a todo volumen en el escenario, donde más tarde se leería un documento para cerrar la movilización. Tampoco faltaron las consignas divertidas como "Pija voladora va a la licuadora", "

"La seguridad de Tigre no me cuida", "Las mujeres de Tigre estamos despertando", decían los primeros carteles que llegaban de Rivadavia 1864, acaso en un dardo a Malena Galmarini, que es una activa militante feminista. Más atrás, un grupo de docentes, que aún sigue en paro se acercaba con bombos y banderas de negras y rojas que decían "Docentes en lucha".

Tambien hubo varios palos para Macri, desde muñecos gigantes que lo mostraban como un viejo avaro, hasta carteles del estilo "Mugricio, tu fascismo aumenta los femicidios".

Desde lo lejos ya se las venía escuchando a dos mujeres, arriba de un camión con micrófono en mano que gritaban "Por trabajo, por derechos, trabajadoras somos todas". Eran las que abrían el camino a los convocados de la CGT, el sector que más representación tuvo en la movilización.

Como adelantó LPO, la CGT había confirmado su presencia en la marcha y si bien se adhirieron al paro, ninguna central obrera llamó al Ministerio de Trabajo para cubrir a sus afiliadas.

En tanto, los bombos, rimas y hasta representaciones actorales contra el "patriarcado", el capitalismo y a favor del aborto legal caminaban en fila hacia Plaza de Mayo.

También estuvieron presentes familiares de víctimas que pedían justicia a través de carteles, con imágenes de sus hijas. Angeles Rawson, Melina Romero, Chiara Paez, Daiana García eran algunos de los nombres que se podían ver en distintas cartulinas. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
En general, en los ámbitos laborales siindicalizados, o sea todos los llamados "en blanco", los sueldos se pagan por categoría, no por género o sexo. Un hombre y una mujer que están en determinada categoría ganan exactamente lo mismo. A nivel de dirección, cada uno negocia su salario.
1
Muy bonito, sí. Pero veo que los que sostienen ese gran cartel que aparece en el foto son unos tipos. ¿Las mujeres no tienen fuerza? Ah, son distintas. No son iguales a los hombres. ¡Haberlo aclarado antes!
La ley debe ser igual para todos. No existe esa pedorrada que llaman "femicidio". Lo que existe es el abuso, el maltrato y otros crímenes contra los más débiles. Eso incluye a las mujeres. Las mujeres son débiles, por lo menos físicamente. ¿O también van a negar eso?
Y la igualdad de salario y de condiciones laborales se consigue luchando dentro de un sindicato. Nunca vi que un sindicato discriminara a las mujeres. Ni el peor de ellos lo hace.
Esto es simplemente una marcha bolche a favor del aborto (siempre el mismo tema) y contra el "patriarcado", algo que en la Argentina prácticamente nunca existió. Somos unos de los pocos países del mundo donde se respeta realmente a la mujer, aunque eso está probablemente cambiando por la inmigración de gente de otras culturas (la nuestra, tradicional, tiene un marcado sesgo italiano).
La gente que organiza estas cosas no plantea liberar a la mujer de nada, sino esclavizarla a las cosas más pavotas. E introducen una especie de guerra de los sexos porque lo único que quieren es la descomposición, la podredumbre total de la sociedad.
Las mujeres que van a estas marchas deberían saber que son usadas, y de la peor manera. Deberían saber que hoy no tienen más derechos que antes, sino muchísimos menos. Y que no deberían tratar de comportarse como hombres frente a los hombres, al amparo de presuntas igualdades, porque se exponen a que los hombres reaccionen como tales. No estoy justificando de ningún modo ese tipo de respuestas, pero está claro para mí que esa es la causa de la multiplicación de la violencia contra la mujer en los últimos años.
De lo que se tienen que liberar las mujeres es de la mierda que les da a consumir la televisión, de las estúpidas cirugías que las transforman en monstruos con los años, del negocio de los médicos que se la pasan haciéndoles cesáreas al pedo y de los tipos (sí, los tipos) que ocultos en sus guaridas planifican estas marchas para beneficio de sus siniestros planes.
También deberían salir a la calle para que a sus hijos, como está ocurriendo ahora, no los etiqueten con un CUIT o CUIL como si fueran meros objetos de la recaudación impositiva desde que nacen. ¿O qué esperan? ¿Que le pongan un chip en la cabeza desde que son bebés? ¿Eso no te lo contaron, mujer?