DDHH03.03.2017(0)
Milani más complicado: ahora lo procesan por encubrir la desaparición de un soldado
LPOTras ser detenido por el secuestro de los Olivera, la Justicia avanzó en otro caso que sacude al ex jefe del Ejército.

El ex jefe del Ejército durante el gobierno de Cristina Kirchner, el teniente general César Milani, sumó una nueva complicación judicial, a dos semanas de ser detenido en La Rioja por el secuestro de los Olivera. Ahora, fue procesado en la otra causa por delitos de lesa humanidad en la que está implicado: la desaparición del conscripto Alberto Agapito Ledo durante el Operativo Independencia.

El nuevo procesamiento de Milani -en este caso sin prisión preventiva, pero con prohibición de salir del país- es por los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica, y lo dispuso el juez Fernando Luis Poviña, titular del Juzgado Federal N° 2 de Tucumán.

A mediados del mes pasado, el ex general kirchnerista se había presentado a declarar ante Poviña y negó cualquier vinculación con la desaparición de Ledo, a quien dijo no conocer. En ese momento, Graciela Ledo, hermana del soldado, pidió que Milani quedara detenido, pero no fue aceptado. Sí fue detenido tres días después, aunque en La Rioja y por otra causa.

Agapito Ledo, un estudiante universitario y militante social, ingresó en 1975 al servicio militar obligatorio en el Batallón Ingenieros de Construcciones 141 del Ejército de La Rioja y en mayo de 1976 fue trasladado a Monteros, Tucumán. Allí estuvo bajo las órdenes de Milani y el ex capitán Esteban Sanguinetti.

De acuerdo a la información de la causa, Sanguinetti se llevó a Ledo de recorrida la noche del 17 junio del '76 por el monte tucumano y el conscripto no regresó. Tras el reclamo de su madre, Marcela Brizuela, en el comando de Milani le dijeron que el joven había desertado.

Milani está acusado de haber confeccionado un sumario falso sobre la deserción, es por eso que se lo acusa de encubrir a Sanguinetti -que se encuentra procesado por privación ilegítima de la libertad y homicidio agravado, y se encuentra con prisión domiciliaria y a la espera del juicio oral- y de falsedad ideológica.

Más complicado en La Rioja

El nuevo procesamiento de Milani sucede luego de que recibiera otros dos traspiés judiciales en las últimas 24 horas, ambos en el marco de la causa por el secuestro y las torturas aplicadas a Pedro Olivera, su hijo Ramón Alfredo y la estudiante Verónica Matta, ocurridos en La Rioja en marzo de 1977.

El jueves, la Cámara Federal de Córdoba rechazó planteos presentados por la defensa de Milani para que se anule la causa por la que está detenido desde el 17 de febrero pasado. La Cámara ratificó así una resolución del juez federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena, quien ordenó la detención.

También en las últimas horas de ayer, Piedrabuena amplió la imputación contra Milani sumándole la asociación ilícita a la investigación por la comision de delitos de privación ilegítima de la libertad e imposición de tormentos.

Sin embargo, después de firmar esa resolución la causa sufrió un inesperado cimbronazo por la hospitalización del juez Piedrabuena, que se descompensó por una aparentemente crisis de hipertensión y tuvo que ser internado en la terapia intensiva. 

En consecuencia, la Cámara Federal de Córdoba tendrá que resolver quién será el magistrado que lo suplirá hasta su recuperación. Si Herrera Piedrabuena no vuelve a tiempo, quien lo subrogue debería tomarle indagatoria a Milani por la asociación ilícita y el plazo procesal para definir su situación se extenderá. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.