México23.02.2017(0)
Extrema tensión en la visita de Tillerson y Kelly a México
LPOPeña Nieto se mostró duro con los funcionarios de Trump, que bajaron el tono y evitaron hablar del muro.

La visita a México de Rex Tillerson y John Kelly, secretarios de Estado y Seguridad Nacional de Estados Unidos, con firmó el giro en la administración de Enrique Peña Nieto que terminó de entender que la seducción y los buenos modales no resultan efectivos frente a Donald Trump.

El canciller, Luis Videgaray, que es el hombre más cercano a la administración republicana por su amistad con Jared Kushner, el influyente yerno del magnate, marcó el tono horas antes que lleguen los enviados de Trump: "México no dudará en recurrir a las Naciones Unidas -o a cualquier otro organismo internacional- para defender los derechos de los mexicanos en el exterior, especialmente en los Estados Unidos", afirmó. 

Y para que quedara claro el cambio, en un gesto inédito, no envió a nadie al aeropuertos del DF a recibir a dos de los más importantes funcionarios del Gobierno de Estados Unidos. Tillerson se tuvo que conformar con la "bienvenida" de la saliente embajadora Roberta Jakobson, que encima es demócrata y muy cercana a Obama.

Así la visita de Tillerson y Kelly ocurrió en un marco de extrema tensión, mientras circulaban versiones de que Peña Nieto directamente no los recibiría. Mientras, Videgaray contactó a Kushner, para pedirle que contuviera a Trump durante las horas que sus funcionarios estuvieran en tierra azteca. Un tarea que resultó infuctuosa.

Mientras Kelly y Tillerson le bajaban el tono a los anuncios más polémicos y prometían que no habría deportaciones masivas ni envío de militares, Trump anunciaba en Estados Unidos que se deportarían a los ilegales en operativos "militares", una declaración que luego tuvo que corregir su vocero: "El presidente usó eso (las palabras operaciones militares) como un adjetivo. En referencia a que están ocurriendo (las deportaciones de inmigrantes indocumentados) de una manera muy, muy clara", dijo Sean Spicer.

Es que desde la mañana de este jueves, Peña Nieto había amenazado con ni siquiera presentarse a las reuniones bilaterales si había mención alguna al muro fronterizo que quiere construir Trump o a la deportación masiva de mexicanos que viven en Estados Unidos. 

Finalmente, Presidencia se limitó a difundir una sola foto glaciar y burocrática que muestra a Peña Nieto en el medio de Tillerson, Kelly y sus funcionarios, en una sala de reuniones de Los Pinos. Nada de las conferencias de prensa conjuntas con discurso del Presidente y toda la parafernalia imperial que le pone el PRI mexiquense de Peña Nieto, cuando quiere agasajar a algún visitante.

No es casual el giro: Después de meses de estrategias erráticas, la administración del PRI entendió que la dureza contra el norteamericano hace subir los niveles de imagen del Presidente, que están por el piso, por los casos de corrupción.

Pese a que ni la cancillería ni la presidencia emitieron comunicados y no hubo una conferencia de prensa conjunta con Peña Nieto, trascendió que durante la breve reunión -la cual se prolongó por espacio de una hora- el presidente azteca fue informado sobre los acuerdos que se alcanzaron en el encuentro previo que sostuvieron esta mañana Tillerson y Kelly con sus contrapartes de México, Videgaray, Osorio Chong y el secretario de Hacienda, José Antonio Meade. No se habló del muro.

Durante la conferencia de prensa que dieron Tillerson y Kelly en Los Pinos, la residencia presidencial, ambos manifestaron "afecto" por el pueblo mexicano y tuvieron como tarea mesurar las declaraciones explosivas de Trump de las últimas semanas.

Los funcionarios norteamericanos hicieron un esfuerzo por suavizar la relación entre ambos países y anunciaron que no habrá deportaciones masivas ni uso de militares en territorio mexicano, como había amenazado Trump en su conversación telefónica con Peña Nieto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.