México31.01.2017(0)
Peña Nieto quiere reclutar al ejecutivo de Chevrón que cerró el acuerdo de Vaca Muerta para moderar a Trump
LPO (México DF)El mexicano quiere que Moshiri se convierta en un aliado del gobierno contra el vendaval de Trump.

Ali Moshiri es ejecutivo de Chevron para América Latina y Africa y un hombre de fuertes vínculos en el staff de Enrique Peña Nieto. Ha cautivado a varios funcionarios de su administración con relatos sobre sus negociaciones por campos petroleros en el continente negro, donde es preciso acordar con jefes tribales. También con sus peripecias por Medio Oriente, donde la decisión corresponde a jefes religiosos.

También tiene experiencia en lidiar con gobiernos populistas: En Argentina logró penetrar el rechazo visceral de Cristina Kirchner a las corporaciones y en especial a las estadounidenses y se asoció a la estatizada petrolera YPF, nada menos que en la explotación de Vaca Muerta, el tercer yacimiento de shale del mundo.

Ese currículum convenció al Gabinete de Peña Nieto sobre una idea audaz: Que Moshiri se convierta en un aliado del gobierno mexicano en el corazón de los Estados Unidos contra el vendaval de Donald Trump.

Los argumentos son sólidos: Chevron acaba de ganar una licitación en aguas profundas en el Golfo de México y desde Texas también exporta gasolina a México. Cualquier réplica de México a las acciones de la Casa Blanca podría perjudicar los intereses de la firma.

Pero, ¿sería incompatible esta doble función de ejecutivo y cabildero? No, porque Moshiri dejará su cargo de modo efectivo en abril y será reemplazado por Clay Neff, ejecutivo que también tiene buenos contactos en México.

Peña Nieto en la sala de juntas de la sede central de Pemex.

José Antonio GonzálezAnaya ya ha recibido el visto bueno de Luis Videgaray para establecer un canal permanente con Moshiri y Neff. Ambos tienen llegada a otro hombre que puede ser en extremo relevante: Rex Tillerson, propuesto por Trump para el cargo de secretario de Estado.

Tillerson hizo su carrera en Exxon, el otro emporio petrolero de EU. Es el hombre de esta industria en el Gabinete y desde Chevron confían en que aplaque los arrebatos generados por el entorno del presidente estadounidense, dominado por Steve Bannon, Jared Kushner y Kellyane Conway,

Las petroleras de EU quieren seguir haciendo su negocio en México y esperan que Tillerson sea una suerte de garante del mismo. Este es el tipo de diplomacia que interesa a Videgaray: el canciller cree que la clave para atenuar a Trump está en el establishment económico de EU y no tanto en las grandes fortunas mexicanas, más allá del empleo que estas puedan generar en EU. Un giro sutil para descolocar a quien Videgaray identifica por estas horas como su principal rival en la diplomacia con el país vecino: Carlos Slim.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.