Manuel Mosca02.01.2017(0)
"Los intendentes conducen un proceso que le da orden al peronismo"
Por Cristian LoraEl presidente de la Cámara de Diputados bonaerense analiza el gobierno de Vidal.

Hiperactivo, siempre conectado. Manuel Mosca desembarcó en la Legislatura bonaerense con el triunfo de María Eugenia Vidal en la provincia y hace pocos días fue elegido presidente de la poderosa Cámara de Diputados.

Es abogado y periodista. Asegura que jamás ejerció la abogacía pero que se dio algunos gustos con el periodismo. Su rol, desde que puso un pie en la Legislatura, fue el de negociar acuerdos con la oposición para que la Gobernadora pueda contar con las leyes que necesita. En pocos meses, desde la vicepresidencia de la Cámara, se ganó la confianza y el respeto de hasta los más críticos al proyecto de Cambiemos.

“Lo que intenté permanentemente durante el año pasado es salir de nuestra zona de confort y apostar al diálogo y la cercanía”, dijo el diputado en una entrevista con LPO.

Su perfil de negociador se pudo ver durante el año en las recorridas por distintos puntos de la provincia con referentes de la oposición. Se sumaron hasta diputados de La Cámpora. Ahora, le toca encarar 2017 como presidente de Diputados y en minoría, buscando, en un año electoral, mantener la alianza de gobernabilidad con la oposición. “Me preparo para dialogar el doble de lo que dialogué el año pasado”, asegura.

- ¿Respondés a María Eugenia Vidal o a Emilio Monzó?

- Yo soy un diputado de Cambiemos que tiene como conductora a Vidal.

- Pregunto porque en la campaña usted trabajó para Monzó.

- Yo trabajé en el Ministerio de Gobierno con Emilio. Y apenas Vidal puso un pie en la Provincia me sentí muy identificado con lo que ella expresaba y me involucré de lleno en la campaña. Desde entonces no dejé ningún día de trabajar para ella.

- Entonces es un diputado de Vidal.

- Soy 100 por ciento Vidal.

- Entonces podemos decir que es el único diputado de los 28 que tiene el bloque que responde a Vidal, porque el resto responde antes a otro sector como Jorge Macri, Emilio Monzó, Elisa Carrió, sindicatos, radicalismo.

- Me parece que la pregunta está planteada de manera extraña. Yo estoy convencido, porque así lo siento cada día de trabajo, que los 30 diputados que articulamos en el oficialismo trabajamos para el proyecto político de Vidal.

- Incluye a Mario Giacobbe y Hugo Oroño, pero ellos son de otro bloque (Justicialismo Bonaerense).

- Ellos tuvieron un compromiso muy fuerte con el oficialismo. Pero insisto en que en ningún momento sentí que alguno de los 30 no estuviera absolutamente comprometido con la enorme tarea que la gobernadora lleva adelante.

- ¿Existe alguna posibilidad que ellos dos se sumen al bloque Cambiemos?

- Es una formalidad que no me parece importante. Para mi, lo importante y objetivo es que cada vez que la gobernadora necesitó el respaldo para una ley, Mario (Giacobbe) y Hugo (Oroño) estuvieron acompañando. Y eso basta y sobra para pensar en el trabajo legislativo.

- Durante el primer año no lograron sumar legisladores de otras fuerzas como ocurrió en otro momento con otras fuerzas ganadoras. ¿Eso fue un punto débil de la gestión?

- Arrancamos con 28, articulando con 30, a veces con 31 porque en muchas leyes nos acompañó la diputada Mónica López. Yo creo que el sistema de acuerdos que tuvimos funcionó muy bien y ese es, al final del día, el dato más importante. Nosotros vamos a sumar más legisladores para llevarle soluciones a los vecinos si la gente nos acompaña en las elecciones del año que viene y ahí está nuestra principal apuesta.

¿Qué quedó pendiente en la agenda legislativa de este año?

- Quedo pendiente la ley de obra pública...

- ¿Por qué? ¿No fue necesario porque se prorrogó la emergencia en Infraestructura?

- No, porque nos costó encontrar momentos, en un paquete tan voluminoso de leyes y de acuerdos como fue el presupuesto, con las negociaciones que trajo, como la negociación por el Procurador y las autoridades de la Cámara. Nos quedó para marzo esa ley y el proyecto de participación pública-privada que va a permitir que los municipios de la provincia puedan encarar obra pública que todavía no pudieron encarar.

- El proyecto de ley obra pública permite que las empresas que no son de la provincia puedan licitar. ¿No es polémico eso?

- Transparenta y abre la competencia para permitirle a la provincia tener menores costos. Esto redunda en que los recursos de los vecinos sean optimizados y se traduce en más y mejores obras en toda la provincia.

- ¿Pero no deja en desprotección a las empresas bonaerenses?

- A mí me parece que lo que hace es estimular y transparentar el proceso de obra pública en la provincia. Es una ley que moderniza la actual ley de obra pública, que es una ley antigua. Y viene a salvar y regularizar una situación que hoy está regida por la emergencia en Infraestructura.

- ¿Qué cambió en la Cámara de Diputados con la llegada de Cambiemos?

- No lo sé. No tengo en claro qué pasaba antes y tampoco creo que haya implementado un cambio drástico como vicepresidente. Tampoco lo aspiro a hacer en mi lugar de presidente porque hay una línea bien marcada por Jorge Sarghini que yo voy a intentar continuar.

Lo que sí está claro en mi línea de proceder es la humildad, en el sentido que no tengo problemas de hablar con ningún diputado de esta Cámara. Hablar de los temas que hagan falta, de sentarnos, de tener la paciencia y la comprensión, de ponerme en el lugar del otro, fortalecer las relaciones humanas, entender que el otro también necesita ser escuchado, poder expresarse, tener sus iniciativas legislativas.

No sé si antes se hacía, lo que está claro es que hacía rato que no existía un gobierno en minoría. Quizás yo lo hubiese hecho igual con mayoría, pero también es cierto que la minoría te pone en ese lugar y te exige esa conducta. Si no, no hubiésemos podido aprobar la enorme cantidad de leyes que se aprobaron durante el año.

Lo que intenté permanentemente es salir de nuestra zona de confort y aplicar ese valor de la cercanía, de estar cerca. Independientemente si uno le puede dar respuestas o no a todos los vecinos. Apostamos a estar, escuchar y comprender. Eso te permite dimensionar lo que le pasa a la gente. Los despachos, el microclima de acá adentro te aleja de la realidad de manera absoluta.

- Es esa idea de sacar a los diputados de los despachos y llevarlos al territorio.

- Es estar en la calle, donde está la gente, porque eso te permite comprender como está la gestión. A mí, salir del ruido de acá adentro y escuchar a las maestras y las madres me sirvió para entender lo importante que había sido duplicar los cupos de los comedores en los colegios. No me lo contó nadie. Una medida abstracta se traduce y se comprende de manera concreta en la calle, en la escuela, en el territorio andando, viajando. Así me pasó también con la Ruta del Cereal donde vi lo significó esa obra a la gente. Eso es lo que uno intenta poder transmitir con esa idea de salir de la zona de confort.

- ¿Eso es parte de la nueva política de la que habla Vidal?

- Puede ser parte de una nueva época que está liderada por Vidal. Su triunfo representó una nueva época. Ahora eso no quiere decir que antes no había legisladores que no estaban en el territorio y en la calle. Uno no puede apropiarse ni adjudicarse la territorialidad, ni el valor de la cercanía. Yo apuesto a esto, lo intento como puedo y con quienes puedo y el tiempo juzgará si nos salió bien.

- Durante la discusión del presupuesto se negociaron cargos para el Frente Renovador, el peronismo y hasta para el GEN. ¿Este tipo de negociación no es parte de la vieja política?

- La discusión esencial tuvo que ver con bajar el pedido de financiamiento, con poder crear un fondo para municipios. El corazón de la discusión pasó por ahí, por modificar el impuesto al juego, por discutir determinadas obras en distintos puntos de la provincia y, además, por ocupar un organismo que necesitaba ser ocupado producto del fallo de la Corte. Un organismo que, además, siempre correspondió a la oposición.

Me parece que se encontraron un montón de variables que nos permitieron encontrar un punto de consenso y acuerdo que fue importante para todos. Y los que ganaron, en definitiva, fueron los vecinos porque el dato más importante no es esa discusión que marcás: el dato más importante es que la gobernadora va a poder ratificar un rumbo que tiene que ver con poner la obra pública como prioridad de gestión. Eso se traduce en soluciones concretas para la gente y además de cuidar a los que más necesitan. Eso se traduce en la inversión social que contempla el presupuesto que aprobamos.

Está claro que con el Frente Renovador no van a transitar este año como transitaron el 2016. Se viene la campaña y va a ser muy difícil para los legisladores de Massa hacer campaña siendo un aliado y aprobando todas las leyes. ¿Cómo se prepara para ese escenario?

- Me preparo para dialogar el doble de lo que dialogué el año pasado. Yo creo que los legisladores del Frente Renovador y el GEN lo tienen claro. Son conscientes que es muy positivo ayudar a la gobernadora en una provincia que encontramos devastada y que ya muestra signos claros de mejora. Siento que va a ser un activo electoral colaborar con una gobernadora que está haciendo las cosas bien.

- ¿Pero se podrá mantener la alianza con Massa en plena campaña?

- Yo veo una dirigencia muy madura, no solo del Frente Renovador y el GEN, que han sido muy colaboradores durante todo el año, sino también de sectores del peronismo que entendieron que es importante ayudar a una gobernadora que está haciendo las cosas bien.

- ¿Se plancha la Legislatura el año que viene?

- Creo que puede ser un ámbito de mucho debate. Podemos transformar en acción muchos debates por los rincones de la provincia. Me ilusiona la posibilidad que la Cámara genere ámbitos de discusión en cada uno de los puntos del territorio bonaerense. Que salgamos de la ciudad de La Plata. Creo que ese es un punto interesante. No me imagino una Cámara apagada, me imagino una Cámara que dé buenos debates en el marco de un año electoral.

- A diferencia del presupuesto 2016, esta vez Cristina Kirchner no se metió en la discusión del presupuesto. ¿Esto ayudó a que se puedan alcanzar consensos con sectores del peronismo?

- No tengo claro cuánto se metió antes y cuanto no se metió ahora. La verdad es que no lo sé. Sí sé que hubo intendentes que condujeron un proceso, y eso indudablemente le dio orden a gran parte del peronismo. Y creo que eso se traduce en una foto que se puedo ver el día antes a la reunión del peronismo en La Matanza. Creo que es algo natural que el peronismo tienda a ordenarse y también es cierto que el ordenamiento de ese peronismo que apostó al dialogo termina siendo un buen dato para los vecinos.

Ese proceso dentro del peronismo fue muy importante. Yo los vi muy activos a Martín Insaurralde, Gabriel Katopodis, Eduardo Bucca y a Juan Pablo De Jesús. Ellos estuvieron al frente de ese proceso trabajando en el ámbito del Ejecutivo y el legislativo.

- Se dio una votación similar a la del año pasado: el Frente Renovador aseguró sus votos con mucha antelación, los intendentes fueron los protagonistas para conseguir los votos que faltaban, y La Cámpora se bajó a último momento de las negociaciones como había ocurrido en enero del año pasado. Ahora, ¿Quién ganó y quién perdió de esos tres sectores durante el presupuesto?

- Yo creo que ganó la provincia. Nosotros somos puentes, somos instrumentos. El dato más contundente es que ganó la provincia y por sobre todo los vecinos de la provincia que van a ver las máquinas en los 135 municipios haciendo obras. Y eso es cambiarle la vida para bien a la gente.

La foto que mostramos el otro día, cuando hicimos el reconocimiento a Jorge Sarghini es una foto que la gente quiere ver. Y ahí estaba el Frente Renovador, la gobernadora representando a Cambiemos, el GEN de Margarita Stolbizer y los intendentes representando al peronismo. Me parece que eso es lo que la gente espera de nosotros y ojalá que esa foto pueda ser lo más amplia posible.

- ¿Ahora, cómo explica que Vidal brinde con Massa en un homenaje a un diputado del Frente Renovador cuando todo el macrismo se encolumnaba para castigarlo por el proyecto de Ganancias? Da la sensación que Macri va para un lado y Vidal para otro.

- Si hay algo de los que no tengo duda es que Vidal va para el mismo lado al que va Macri. Eso por primera vez nos ha permitido que la provincia tenga una gestión positiva. Si nosotros podemos mostrar índices positivos y soluciones para los vecinos es porque por primera vez la Nación y la provincia, el Presidente y la Gobernadora no tienen desconfianza.

Después, la dinámica legislativa indica que hay veces que logran acuerdos mucho más fácil en el ámbito nacional el Frente Renovador con Cambiemos y nosotros tenemos algún grado de tensión, como ha pasado a lo largo del año. Y hay otros momentos del año en donde a ambas fuerzas políticas les cuesta más ponerse de acuerdo en el orden nacional que a nosotros en el ámbito provincial. Es una cuestión coyuntural y hasta estacional. El dato importante es que el Frente Renovador, tanto en Nación como en la provincia ha sido una oposición responsable a lo largo del año y eso nos permitió tener un montón de leyes al Ejecutivo nacional como al Ejecutivo provincial.

- ¿Cómo evalúa el rol que ocupó Florencio Randazzo metiéndose en persona en las negociaciones y reclamando la vicepresidencia?

- Está en todo su derecho plantear ese reclamo. Igual yo no tengo ninguna constancia que Randazzo haya pedido la vice y que haya hecho eso hasta último momento. Yo lo que tengo en claro es que Randazzo y los intendentes expresan una renovación peronista que tendremos que estar muy atentos en ver cómo termina desencadenándose y cuál es el desenlace de cara a lo electoral. Lo cierto es que los legisladores que responden a Randazzo, los legisladores que responden a los intendentes entendieron y acompañaron la demanda del Ejecutivo para que la gobernadora pueda seguir teniendo como prioridad la obra pública. 

- Ustedes tienen un gran problema el año que viene...

- ¿Uno solo? (risas)

- ...Vidal mide muy bien pero ella no va a ser candidata. ¿Cómo se sale de eso?

- Con un equipo de gestión pudiendo mostrar lo que ha hecho la gobernadora y su equipo. Planteando lo importante que es que nos respalden para seguir haciendo lo bueno que hemos hecho y mostrándole a la gente, no solo lo que hicimos, sino lo que vamos a seguir haciendo. Creemos que vamos a tener el acompañamiento de la gente, porque la gente acompaña en su gran mayoría lo que está haciendo el Presidente y la gobernadora.

- Pero las listas se llenan con nombres, no con optimismo. Se habla de una idea de encabezar las listas con candidatos NN y que Vidal los acompañe en la campaña sumando votos.

- Lo que yo digo es que el equipo y la gestión van a ser los protagonistas, por parte de Cambiemos, de la elección que viene. Y más allá de que falta muchísimo para la elección y que hoy para nosotros no es un tema prioritario, la gobernadora va a ser la cara de la campaña entendiendo que el equipo y la gestión son lo que ella representa.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.