Horacio Rodríguez Larreta01.12.2016(0)
"No es sustentable este nivel de déficit toda la vida"
Por Andres Wainstein (México DF)El Jefe de Gobierno conversó con LPO sobre los desafíos económicos para 2017.

Horacio Rodríguez Larreta llegó a México para cerrar la Cumbre de Movilidad Urbana Sustentable de América Latina, antes de meterse de lleno en la Cumbre C40, que reúne todos los años a los Alcaldes de 83 ciudades para promover acciones en defensa del medio ambiente.

Con el impresionante fondo de la megalópolis que se extiende hasta los volcanes que rodean esta Ciudad, el Jefe de Gobierno accedió a un reportaje exclusivo con LPO, en uno de los salones del Hilton Reforma, a metros de la famosa Alameda Central del DF.

En México se lo criticó mucho a Enrique Peña Nieto por recibir a Donald Trump. Mauricio Macri, en cambio, envió señales muy contundentes de apoyo a Hillary. ¿Cómo recomponer el vínculo ahora con la victoria de Trump? Pero, además, ¿qué impacto debe esperar Argentina en términos económicos?

En términos diplómaticos no hay que recomponer la relación porque nunca estuvo dañada, más allá que hubo algún comentario en el sentido que mencionás. Incluso, Macri hasta tenía una relación con Trump, lo conocía bastante de sus respectivas vidas como empresarios.

Lo más complicado de prever es lo económico. No podemos saber exactamente cuál será el impacto para la región. Si efectivamente Trump promueve una política comercial más proteccionista, de cerrar a los Estados Unidos, entonces eso afectará a todo el mundo.

En términos diplomáticos no hay que recomponer la relación con Trump, porque nunca estuvo dañada. Lo más complicado es lo económico, si promueve una política proteccionista eso nos afectará a todos.

Estados Unidos es el principal país comercial. Pero también creo que que su propio sistema tiende a equilibrar mucho al poder presidencial. El Presidente está muy condicionado por ese sistema, que funciona y evita medidas muy drásticas. Aún así es muy difícil saber qué impactos habrá.

Acá en México hay mucho temor…

Es que México tiene una dependencia comercial enorme. Un altísimo porcentaje del comercio mexicano depende de Estados Unidos, ¿no? Por eso el impacto sería mayor. En el caso de la Argentina, la dependencia comercial es bastante menor.

Claro. Pero la proyección que se hacía respecto a un acercamiento con Estados Unidos preveía más inversiones, integración y negocios. ¿Esa estimación no queda golpeada?

Sí. Por supuesto. Está bastante probado en el mundo que el comercio genera desarrollo, trabajo, tecnología. No creo que sea bueno que el mundo se cierre. Pero para nadie: ni para Estados Unidos ni para ningún otro país.

Los empresarios mexicanos ya empezaron a hablar de diversificar el mercado.

Eso por definición es bueno. El depender de un sólo mercado es un riesgo. Es un poco lo que le ha pasado a la Argentina con Brasil. Claro, sin los niveles que maneja México con Estados Unidos, pero con porcentajes que eran muy altos. Es bueno diversificar.

Le mencionaba esta idea de diversificar mercados porque en ese plan también empieza a surgir el interrogante de qué rol tendrá China en Latinoamérica. ¿Macri debe pensar en profundizar más su vínculo con China en medio de este panorama que plantea la llegada de Trump?

A ver. Podrían llegar inversiones, sí. China por su situación demográfica tiene una muy creciente demanda de alimentos, que es una industria en la que nosotros tenemos una ventaja comparativa. Eso es una realidad y para la Argentina es una oportunidad.

Pero creo también que las diferencias culturales hacen difícil saber hasta dónde se podría profundizar el vínculo. Hoy, todavía la presencia de empresas chinas en la Argentina es baja. Te diría que es bastante baja.

Las diferencias culturales pesan y hacen difícil saber hasta donde se puede profundizar el vínculo con China, hoy todavía la presencia de empresas de ese país en Argentina es baja. Sí creo que hay una oportunidad para crecer la interacción con México.

Sí creo que –dada la situación de Estados Unidos- hay una oportunidad para hacer crecer la interacción entre Argentina y México. Para el nivel de desarrollo de ambos países, el nivel de comercio es bajo. Es muy bajo. En esta idea de diversificar, tendríamos que profundizar las conversaciones.

¿Sería bueno avanzar con el ingreso a la Alianza del Pacífico como planteó Macri?

La estrategia comercial la maneja el Gobierno Nacional. No quisiera decir yo cuál es el mejor instrumento. Pero que tenemos que encontrar instrumentos de afianzar la relación, sin duda.

El problema de la macro

Por un lado, los kirchneristas los acusan de las promesas de campaña incumplidas. Pero también surgen críticas desde una lógica de mercado, que esperaba un reordenamiento de la macroeconomía  que todavía no encuentra resultados. El déficit no baja, la inflación fue muy alta, los niveles de empleados públicos se mantuvieron, la economía en general no despega. ¿Qué está fallando?

El desaguisado de la macro claramente se empezó a arreglar. Lo que todavía no ha traído es un resultado en la recuperación económica. Pero las grandes trabas en la economía que había dejado Cristina Kirchner eso ya se empezó a destrabar.

El cepo cambiario, el problema con los holdouts, El déficit también empezó a bajar, por ahí no en los niveles que hubieran esperado los economistas ortodoxos que pedían un ajuste más violento. Pero yo no creo en eso.

Muchos economistas plantean que sólo cambió el modo de financiar ese déficit: ya no es vía emisión monetaria sino a través de deuda. Y dicen que tampoco es un camino sustentable en el mediano plazo. ¿El problema de fondo sigue?

No es sustentable que nosotros tengamos este nivel de déficit toda la vida. Por supuesto que no es sustentable. El primero que lo dice es el presidente. Ahora, tampoco para mí era deseable o sustentable hacer un ajuste brutal después de tres años de recesión con inflación como venía la Argentina. Se buscó un camino mucho más equilibrado.

No es sustentable este nivel de déficit toda la vida, pero tampoco era deseable o sustentable hacer un ajuste brutal después de tres años de recesión con inflación, como veníamos. Se buscó el equilibrio.

Pero insisto: las variables económicas macro, las más importantes, se empezaron a corregir. No quiero caer en plazos, pero no tengo dudas que ese ordenamiento va a empezar a reflejarse en la recuperación de la economía. Un dato es lo que ya cayó el riesgo país. Eso es endeudamiento más barato para las empresas que podrán financiar inversiones.

Su rol en la gestión de Macri en la Ciudad era de ordenar la gestión, de estar muy encima de los ministros, de los proyectos. No queda claro quién juega ese papel ahora en Nación. ¿Podría ser Mario Quintana?

Lo que pasa es que el funcionamiento de un Gobierno Nacional es diferente al de la Ciudad. En la Ciudad tenés un altísimo componente de gestión. Ese es el desafío más grande. En Nación tenés mucha más política porque tenés más intermediarios entre el funcionario y la gente. Interactuás con gobernadores e intendentes.

En la Ciudad tenés todos beneficiarios directos. Yo tengo un sistema educativo con escuelas o tengo un sistema de salud con hospitales. Los ministerios nacionales no tienen esa misma situación.

Entonces, eso te lleva a modelos de funcionamiento distintos. No son ni mejores ni peores. Quiero decir que no son cosas comparables.

La Ciudad

En México, muchos especialistas en temas ambientales dicen que la llegada de Uber podría tener un impacto positivo, porque sólo utilizan autos nuevos y desalienta el uso de taxis que –aquí en DF- muchas veces son antiguos y más contaminantes.

Me parece que hay que desincentivar el uso del auto en general. Uber lo que hace es ponerte una enorme cantidad de autos que circulan despacio en las zonas de mayor densidad de gente. Te aumentan la congestión.

Lo que tenemos que buscar es que la gente use trasporte público masivo. Muchísimos más eficiente es un bus y un subte. Muchos más que cualquier auto, sea Uber o particular. En ese sentido, Uber no es solución. Es un auto más circulando a final de cuentas.

¿Qué va a pasar con el Cenard de Nuñez una vez que se instale en la Villa Olímpica?

Nosotros con las instalaciones de Nuñez no tenemos nada que ver. Son del Cenard. Lo que acordamos con el Comité Olímpico, es que una vez terminado los Juegos Olímpicos para la Juventud, todo el campo deportivo que se está desarrollando en Lugano lo manejarán ellos.

La premisa es no construir nada que no estemos seguros de cómo se usará después del evento. Porque hay muchos ejemplos de ciudades olímpicas fantasmas. El caso más notorio es el estadio de Barcelona, que no se usa.

Por eso hicimos un convenio con el Comité Olímpico. Una vez que terminan los Juegos, les damos las llaves. La administración la tendrán ellos. Ahora bien, eso no tiene nada que ver con lo que suceda en Nuñez. No es cosa nuestra.

¿Y con el proyecto de IRSA en los terrenos que están junto al barrio Rodrigo Bueno?

Esa es una tierra de IRSA, no es de la Ciudad. Allí pueden construir. Nosotros estamos poniendo condiciones. Primero, nos tienen que ceder un 60% de espacio público, que será libre, gratuito y abierto. Además, debe incluir también las orillas del río. Ellos son los únicos propietarios de orilla del río en la Ciudad. Y por último, nos darán el dinero necesario para la urbanización de la Rodrigo Bueno.

Ya hemos firmado el acuerdo con los vecinos del barrio y hemos presentado el plan de urbanización a la Legislatura.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.