PAE03.09.2016(0)
Murió Carlos Bulgheroni, un jugador de clase mundial en la industria del petróleo
El dueño de Pan American Energy falleció en un hospital de Washington a los 71 años.

Carlos Bulgheroni, por lejos, uno de los empresarios más importantes de la Argentina, falleció el viernes por la noche en Estados Unidos, donde intentaba restablecerse de una intervención por un cáncer que lo aquejaba hace años.

A los 71 años, falleció acaso el único petrolero argentino que logró sentarse a la mesa de los grandes del sector, asociado a gigantes de la industria como la británica British Petroleum o la china Cnooc.

Bulgheroni, que era el hombre más rico de la Argentina en términos de fortuna personal y el líder d ela petrolera Pan American Energy (PAE), falleció en la clínica Mayo de Washington. 

Con su muerte se prevé que su hijo Marco, que integra el Comité Ejecutivo de Pan American Energy, absorba algunas de las funciones que tenía su padre en la conducción de la compañía.

Bulgheroni protagonizó una de las historias de negocios más exóticas de la Argentina, cuando negoció la construcción de un gasoducto con los talibanes, sentyado sobre una alfoambra en pleno desierto de Afganistán.

De acuerdo a la revista Forbes, Carlos y su hermano mayor Alejandro eran los argentinos más ricos con una fortuna personal de 4.600 millones de dólares, ubicados en el puesto 324 en el ranking de millonarios del planeta.

Nieto de inmigrantes italianos era hijo de de Alejandro Ángel Bulgheroni, quien a mediados del siglo pasado comenzó a dedicarse a la producción de aros de acero, que en la industria petrolera se utilizan para la unión de tubos y que se conocen como "bridas", nombre que adquiriría la empresa con la que comenzó la fortuna familiar.

Bulgheroni era conocido por su temperamento fuerte y su audacia sin límites para hacer negocios. Una foto que dio la vuelta al mundo lo pinta de cuerpo entero, negociando sentado sobre una alfombra con talibanes, en pleno desierto de Afganistan, donde intentó formar parte de la construcción de un enorme gasoducto que finalmente no se pudo concretar.

Se trató de una operación geostratégica de clase mundial, al punto que Bulgheroni contrató para que lo asesore a un ex oficial de la CIA en la región, que utilizaba el nombre de Robert Baer. Esa historia digna de una película de James Bond, luego quedó reflejada en el libro de memorias que Baer escribió junto a su esposa -otra ex agente de la CIA-, llamado La Vida en (la) Compañía.

Bulgheroni con los talibanes en el desierto de Afganistán.

El año pasado, en otra jugada relevante a nivel nacional Bulgheroni logró quedarse con un área clave de la llamada Ronda Dos de la histórica licitación de petróleo que lanzo México en el Golfo de México, luego que el gobierno de Peña Nieto logrará abrir el monopolio estatal de Pemex sobre el petróleo mexicano.

PAE ya envió personal a México y se prevé que pronto empiecen a operar esa zona, una de las más ricas del planeta en hidrocarburos.

Los inicios con Bridas

De proveedor de la petrolera estatal YPF, Bridas ingresó con el correr de los años como operador en la industria hidrocarburífera, cuyo desarrollo se profundizó cuando Carlos se hizo cargo de la compañía en 1985 al fallecer su padre.

Los operadores del mercado recordaban que fue la audacia del menor de los hermanos Bulgheroni lo que llevó a Bridas Corporation a ser uno de los grupos económicos más influyentes de la Argentina de las últimas décadas, rol que reforzaron en 1997 con la creación de Panamerican Energy, en asociación con Amoco, la estadounidense que luego se unió a BP.

El crecimiento de aquella empresa de inicio familiar tuvo su punto cúlmine en 2010, cuando los hermanos Bulgheroni vendieron el 50% del paquete accionario de Bridas a la petrolera china CNOOC en más de 3.100 millones de dólares.

En el mercado petrolero recuerdan que fue la audacia del entonces hermano menor de los Bulgheroni, la que convirtió a Bridas en uno d elos grupos económicos más importantes del país.

Esa sociedad permitió en poco tiempo comprar la totalidad de Pan American Energy a BP (ex British Petroleum) en una operación superior a los 7.000 millones de dólares que tuvo fuerte incidencia en el mapa del mercado local de hidrocarburos.

En 2012 otra negociación de alto impacto fue la compra de los activos que Exxomobil tenía en el país bajo la marca Esso, con lo cual Bridas y su socio chino ingresaron de la mano de la marca Axion al segmento de refinación y comercialización de combustibles.

El proceso en el cual hoy conviven las marcas Esso y Axion le permitió a PAE disponer de una participación del 15% del mercado de venta de combustibles con una red de más de 500 estaciones de servicio en todo el país.

Tan sólo un dato refleja la importancia de PAE: El yacimiento Cerro Dragón de Pan American Energy, ubicado en la cuenca del golfo de San Jorge, es el más grande de la Argentina en hidrocarburos convencionales y por el cual desde 2007 tiene un contrato de explotación por 40 años.

Bulgheroni había anunciado el 16 de julio al presidente Mauricio Macri que PAE invertirá en el país 1.400 millones de dólares en tareas de exploración y producción de hidrocarburos convencionales y no convencionales. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.